Cóctel de urgencia y miedo

Fidel y Florin, los goleadores del Córdoba | LOF
El Córdoba busca el modo de reengancharse a la zona de 'play off' ante un Llagostera que construye sus opciones de permanencia en su guarida de Palamós

Algunos prefieren llamarlo ilusión por alcanzar el objetivo. Otros hablan de miedo al fracaso y sus consecuencias. De todo eso hay en el cóctel emocional de extraordinaria magnitud que se detecta en las vísperas del Llagostera-Córdoba. Quedan sólo cinco jornadas. El equipo local está ahora en zona de descenso y pretende salir de ahí para salvarse. El blanquiverde está ahora fuera de los puestos de play off y aspira a reengancharse. Quedan cinco partidos y ninguno de los dos podría hablar en términos positivos de la temporada si la concluyen en las posiciones actuales. Por eso hay urgencia. No será, desde luego, un partido que se dispute entre sonrisas. Se avecina un pleito áspero y malencarado, en un Municipal de Palamós que pasa por ser uno de los recintos más complicados para el forastero en esta Segunda División. Ahí el Llagostera está despachando un curso más que notable: 33 de sus 36 puntos los ha sumado en su humilde hogar, donde actúa de prestado porque su verdadera casa es todavía más modesta. Tanto que la LFP no ha podido admitirla como sede de partidos profesionales.

El Córdoba ha reactivado su moral después del partido ante el Girona. Ganó, rompió una racha negativa en casa, mantuvo su puerta a cero -lo ha hecho tres veces en los cuatro últimos partidos- y protagonizó algunas fases que recordaron sus mejores momentos en el campeonato. "No contemplo la opción de perder", indicó Oltra en su última comparecencia ante los periodistas. Bajo los efectos euforizantes del triunfo, entre los muros de El Arcángel se ha empezado a fabular con un "cinco de cinco" que podría llevar a los blanquiverdes incluso al ascenso directo. Lo de entrar en las eliminatorias por subir sigue estando al alcance, pese a todos los vaivenes de una campaña irregular y salpicada de sucesos inexplicables. El Córdoba tiene 55 puntos y en las últimas temporadas hay equipos que entraron en play off con 61. Quedan 15 en juego. La clave del asunto es que los aspirantes son una jauría. Nadie puede dar nada por sentado. Quizá sólo el Leganés, al que Deivid señaló esta semana como un seguro inquilino de Primera División la próxima temporada. Por detrás, nadie lo tiene muy claro. Nadie se fía de nadie. Y hacen bien. Hay poderosas razones para andar con recelo en estas últimas semanas, en las que se suelen producir resultados de lo más extraño.

No tenía demasiadas ganas Oltra de mover el equipo que le reportó buena imagen en Oviedo y una valiosa victoria ante el Girona. Tendrá que poner algún remache. A última hora se le cayó de la lista Pedro Ríos, lesionado. La baja del jerezano, que marcó la semana pasada y es, por su aportación y experiencia, una pieza clavel del grupo, resulta un notable contratiempo. El técnico podría colocar en su lugar al joven Nando, que en la segunda vuelta desapareció en el hundimiendo del equipo. Por lo demás, poco que tocar. Hay un buen puñado de amenazados de suspensión, con nombres señalados en la retaguardia, pero eso será otra historia. Para que el Córdoba siga existiendo como candidato necesita dar el golpe en Palamós, donde le aguarda una escuadra con algún ex cordobesista -los puntas Juanjo y Natalio apuntan a la titularidad- y una posición de lo más comprometido.

ALINEACIONES PROBABLES

LLAGOSTERA: René, Masó, Chus Herrero, Escassi, Álex Cruz, Tébar, Pitu, Ríos, Querol, Natalio y Juanjo.

CÓRDOBA: Razak, Stankevicius, Héctor Rodas, Deivid, Domingo Cisma, Luso, Caballero, Nando, Fidel, Xisco y Florin Andone.

ÁRBITRO: Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño).

CAMPO Y HORA: Municipal de Palamós (19:00, Canal Plus Liga 2).

Etiquetas
stats