El cerrojo más rentable: el Huesca sólo encajó tres

Lance del último Nástic-Huesca (2-0) | LFP
El Córdoba prepara fórmulas para romper el entramado defensivo del equipo azulgrana, que ha cosechado 9 puntos fuera de El Alcoraz marcando 3 goles y recibiendo otros tantos

La peor noticia para el Córdoba es que el Huesca, su rival el domingo, sólo ha encajado tres goles en sus seis desplazamientos. La mejor, que dos de ellos los recibió el pasado fin de semana en Tarragona, donde perdió ante el Nàstic (2-0) su primer partido lejos de El Alcoraz. En cualquier caso, el dato es francamente inquietante para un conjunto blanquiverde que afronta la visita de los oscenses sin el concurso de su máximo goleador, Florin Andone, que se marcha con Rumanía para jugar un amistoso ante Italia. Oltra prepara fórmulas para derribar el muro más compacto de la Segunda División. No hay equipo que haya recibido menos tantos lejos de casa que la Sociedad Deportiva Huesca.

Sí hay muchos que han marcado más. En lo que atañe a su producción ofensiva fuera de El Alcoraz, está a la altura de los peores del campeonato. De hecho, el equipo de Luis Tevenet ha celebrado únicamente tres veces gol en sus choques en campo ajeno, pero los ha rentabilizado de un modo formidable: por cada uno, tres puntos. Ha sumado 9 en los viajes gracias a sus victorias en Mallorca (0-1) y Alcorcón (0-1) y sus empates en Albacete (1-1), Girona (0-0) y Bilbao (0-0). La cadena de marcadores retrata con fidelidad un estilo tirando al tostón. Es un equipo-yunque que resiste bien y expone lo justo. Pero lo hace. Aunque en casa ofrece una imagen más ambiciosa, no se debe perder de vista un dato: con 139 disparos en 12 partidos, el Huesca es el equipo que más veces tira a puerta en Segunda División. Su nivel de efectividad no es, obviamente, muy alto. Con sus luces y sombras le va bien, por lo que no encuentra motivos ni ganas de cambiar. Al Córdoba le espera una tarde de pico y pala.

En la retaguardia azulgrana sobresale el guardameta Leo Franco, uno de los abuelos del campeonato –37 años– que este verano llegó a anunciar su retirada después de dos décadas como profesional (Mérida, Mallorca, Atlético de Madrid, Galatasaray, Zaragoza). El Huesca le hizo cambiar de opinión y el argentino ha jugado diez partidos completos encajando un promedio inferior a un gol por cita. Le ayuda bastante el estar arropado por tipos con espolones como David Morillas, Moreno, Aythami o Íñigo López, quien a sus 33 años sigue dando guerra. El riojano volverá a El Arcángel, un estadio que no ha vuelto a pisar desde que descendió a Segunda el pasado mes de mayo vistiendo la camiseta del Córdoba.

Etiquetas
stats