Una reanudación para reivindicarse

Luismi lamentándose tras una acción

0

Otro año comienza y con él se reanudan las competiciones deportivas. Después del esperado descanso navideño, el cual, de momento, está ocasionando multitud de problemas por el aumento de contagios, la planificación va a poco a poco recuperando su cauce. En el caso del Córdoba, hasta el fecha, la plantilla se mantiene sin positivos (sí que los hay en el cuerpo técnico, entre ellos, Germán Crespo) y regresará al trabajo el próximo martes, con la mente puesta en el duelo en El Arcángel ante el Vélez, que servirá, además, para cerrar la primera vuelta. No obstante, cabe puntualizar que, pese a que se presenta un mes de enero, sobre el papel, favorable para los intereses de los blanquiverde, también es cierto que el contexto denota una cierta necesidad de reivindicación. Al menos si atendemos a los antecedentes, los cuales establecen que el Córdoba ha sufrido mucho en los arranques de año.

Son tres encuentros los que tienen por delante los de Crespo en las próximas semanas, dos de ellos en el feudo ribereño, y que podrían acercar aún más la posibilidad de ascenso matemático. Pero la historia reciente dice que el primer mes del año no es propicio para los califas. Así ha sido, al menos, en el último lustro. En efecto, atendiendo a los números de la campaña inmediatamente anterior, quizá sean estos los más positivos del equipo. Eso sí, cabe recordar que, con el transcurso de las temporadas, también ha ido bajando el nivel, y es que en menos de diez años se ha pasado de competir en Primera División, a estar en la cuarta categoría nacional.

En este sentido, el 2021 comenzaba con optimismo para el Córdoba, que encaraba el nuevo año con la ilusión desbordada tras acumular tres victorias seguidas en el cierre de diciembre, entre ellas, el pase de ronda en la Copa del Rey. Precisamente ése fue el primer desafío del equipo dirigido entonces por Pablo Alfaro, que solventó su siguiente cruce con triunfo por 1-0 ante el Getafe. Y ahí llegó la debacle. De hecho, en los siguientes cinco enfrentamientos, todos disputados en un mes de enero realmente frenético, los blanquiverdes tan solo sumaron una victoria más. Fue en la cancha del Lorca. En otro orden de cosas, empataron con Betis Deportivo y UCAM Murcia, y cedieron ante Real Sociedad (en Copa) y Yeclano. Ahí se fraguó la dinámica que acabaría en el descenso.

Una sola victoria sumaría el Córdoba también en el arranque del 2020. Y tampoco fue con buen inicio, ya que el triunfo se produjo en la segunda semana del primer mes en la cancha del Recreativo Granada, justo después de empatar en la salida a Huelva. Posteriormente se sumaría otro empate, ahora en El Arcángel, ante el Villarrubia, y caería en la cancha del Murcia. Peor fue el balance en la 2018-19, la última hasta la fecha en la división de plata, pues entonces se cosecharon tres derrotas (Nástic, Numancia y Alcorcón) y un empate (Raya Majadahonda) en el primer mes del año.

Finalmente, entre la 2016-17 y la 2017-18, tan solo se sumó una victoria en enero. La misma se produjo en casa ante el Albacete en la tercera semana del primer mes de 2018, al tiempo que el resto fueron tres derrotas. Un año antes, el bagaje fue de tres empates y tres derrotas (con eliminación en Copa del Rey incluida en octavos ante el Alcorcón). Así las cosas, los cordobeses tratarán de aprovechar su buena dinámica del curso presente para seguir sumando puntos a su casillero, además de dejar atrás los malos resultados en los inicios de año más recientes. Un periodo para reivindicarse.  

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
stats