Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Córdoba CF Crónica
El paso al frente necesario

Marcador Real Murcia - Córdoba CF

0

Complicado, pero no imposible. El mercado de incorporaciones no cerró como se esperaba en las oficinas de El Arcángel, con la idea puesta en ese sub 23 que pudiera dar un salto de calidad a la zona ofensiva blanquiverde, aunque el director deportivo, Juan Gutiérrez Juanito, declaró en la presentación de Iván Rodríguez que el Córdoba CF tenía un “equipazo”. Hasta ese entonces, no mucha gente estaba de acuerdo, pero la escuadra califa tenía la oportunidad de dar la razón al dirigente ante el Real Murcia, uno de los mejores equipos de la categoría y que se estrenaba ante una afición ilusionada por el verano realizado por la nueva directiva.

Se esperaba un partidazo y los primeros minutos así lo demostraron. El Córdoba CF salió al césped del Enrique Roca sabiendo que puntuar era capital después de la derrota en el debut liguero ante el Ibiza. Además, los chicos de Iván Ania se medían a un rival que, a priori y sobre el papel, era superior, aunque los instantes iniciales fueron blanquiverdes. Tanto fue así que el conjunto califa consiguió el premio del gol en el primer minuto del partido, después de que Antonio Casas aprovechara una genialidad en el disparo de Kike Márquez e inauguró el marcador cordobés en territorio murciano.

Este tanto hizo que las buenas sensaciones y el plan inicial continuase a la perfección. El cuadro blanquiverde ya había hecho lo más difícil: adelantarse en uno de los campos más complicados de toda la categoría, y ahora tenía que hacer su partido. Sin embargo, el Real Murcia también demostró sus armas, inquietando el área de un Carlos Marín que, antes del ecuador de la primera mitad, no había tenido demasiado trabajo. Por su parte, el Córdoba CF estaba enchufado, con un Kike Márquez que, junto a Álex Sala, se echó el equipo a la espalda y aprovechó una indecisión de la defensa pimentonera para superar a Manu García con una preciosa vaselina, subiendo el segundo gol de los visitantes al marcador del Enrique Roca.

Un auténtico rodillo blanquiverde el que se estaba viendo por tierras murcianas. El Córdoba CF era superior, y así lo demostraba sobre el verde. El bloque continuista por el que había apostado Iván Ania propuso más fútbol que su rival, logrando un centro del campo que estaba avasallando al pimentonero y las bandas generaban la superioridad necesaria para llegar a tres cuartos de campo con relativa comodidad. Así, llegó el momento de que el colegiado Muresan Muresan decretara el final de la primera mitad con un marcador que plasmaba el gran juego blanquiverde, aunque, incluso, un tanto corto. Nadie lo podía esperar antes del inicio, pero no todo el trabajo estaba hecho.

Como es normal, la segunda parte fue muy distinta desde el primer minuto. El Real Murcia salió con una actitud bien distinta, mucho más dominadora e intentando que el Córdoba CF no basase su juego desde la posesión del esférico. Esto hizo que las fuerzas se igualasen, aunque sin ocasiones peligrosas. Sin embargo, esto duró bien poco. Carlos Rojas le ganó la espalda a un Albarrán que intentó ir al corte, pero finalmente cometió una cara pena máxima que Pedro León se encargó de ejecutar a la perfección. Ventaja mínima blanquiverde en un Enrique Roca que despertó en busca de la remontada.

Aunque la alegría duró poco en territorio murciano. El Córdoba CF pasó cinco minutos donde sufrió más de lo esperado, con una ocasión de Arturo Molina que pasó cerca de la portería defendida por Carlos Marín. Aun así y en la jugada inmediatamente posterior, Antonio Casas aprovechó un gran balón de Simo para ponerla en la escuadra y aventajar nuevamente al conjunto blanquiverde en el marcador. Con el tercero en el marcador, Iván Ania decidió dar entrada a Isma Ruiz por el extremo hispano marroquí con el objetivo de dar más consistencia al mediocentro, principal punto fuerte de los blanquiverdes en el Enrique Roca.

Cuando todo parecía que iba a ser un final de partido plácido para los visitantes, una buena jugaba combinativa del Real Murcia dejó solo en la frontal a un Rodri Ríos que cuando ya miraba la portería rival, vio fuera del área a un Carlos Marín que le dio con la mano y Muresan Muresan decidió enseñarle la cartulina roja directa -más que merecida-. Con uno menos, el Córdoba CF afrontó los últimos minutos sin apenas peligro por parte pimentonero y asegurando tres puntos de oro para olvidar la derrota en la jornada inaugural ante el Ibiza. Ahora, los de Iván Ania tienen que consolidar las grandísimas sensaciones en el segundo desplazamiento consecutivo, esta vez a San Fernando.

Etiquetas
stats