Récord de asistencia para el día grande. El partido más importante del Córdoba CF en el último lustro lo han presenciado, como era de esperar, más de 21.000 espectadores. El Arcángel saltó como siempre. Y sonrió como nunca. El blanco y verde se vio en cada costado. En cada poro de la piel de todos los cordobesistas que han llorado y se han abrazado juntos.