Sigue sin convencer en El Arcángel

Ródenas, ante el Real Murcia en El Arcángel.

Un fortín venido a menos. El objetivo primordial del Córdoba a lo largo de la planificación deportiva era subir a Segunda División lo antes posible y sufriendo relativamente poco. Por ello, la directiva pretendía, según en declaraciones previas a la temporada, que El Arcángel fuese un feudo inexpugnable a lo largo de la presente campaña y que todos los partidos no contados por victorias iban a ser un auténtico fracaso. Tras confirmarse que no podrá disputar el play off por subir al fútbol profesional este curso, el club blanquiverde ha visto cómo el coliseo ribereño no ha sido ni la mitad de fiable que lo previsto. Y es que los chicos dirigidos por Pablo Alfaro tan solo han podido conseguir 12 de los 27 puntos disputados en su césped. Una estadística muy pobre que destaca la poca fiabilidad como local de un cuadro cordobés que ha conseguido mejores resultados lejos de Córdoba.

Y es que esta temporada parecía ser la idónea para la entidad blanquiverde. La entrada de Infinity a la directiva y la estabilidad económica hacían que la parcela cordobesista creyese ciegamente en el nuevo proyecto deportivo. Todo ello se refrendó cuando el Córdoba consiguió ganar ante el Lorca Deportiva en el feudo califal (1-0). Una primera jornada en Segunda B que dejó muy buenas sensaciones y que el objetivo de que El Arcángel fuese un fortín era posible, pero nada más lejos de la realidad. El cuadro cordobés tuvo que esperar casi dos meses para lograr nuevamente tres puntos en el feudo ribereño después de ganar con comodidad a El Ejido (4-0). Aun así, los chicos dirigidos por Pablo Alfaro vieron cómo no eran capaces de vencer a Sevilla Atlético (1-2) y UCAM Murcia (0-0) -con Juan Sabas en el banquillo-, logrando tan solo dos triunfos en la primera vuelta sobre el verde local.

Aunque todo pareció mejorar con la llegada de Alfaro después de las victorias coperas ante Albacete (1-0) y Getafe (1-0), la entidad blanquiverde se deshinchó a lo largo de la segunda vuelta en El Arcángel. Tanto fue así que los califas tan solo pudieron ganar un único encuentro en tierras cordobesas ante, precisamente, el Linares Deportivo, líder en aquel momento del Grupo IV-B (2-1). Lo demás fue saldado con dos empates -ante Recreativo Granada (1-1) y Real Murcia (2-2)- y hasta dos derrotas -frente a Yeclano Deportivo (1-2) y Betis Deportivo (1-2). Unos números muy pobres como local para un equipo que aspiraba a pelear por ascender a Segunda División y que ahora luchará por no descender a la cuarta categoría del fútbol español.

Por otro lado, la poca fiabilidad como local ha dejado muchas dudas en la parcela cordobesista. Y es que los chicos de Pablo Alfaro han logrado más puntos como visitantes -15 de 27- que de local -12 de 27-. Unos números muy pobres debido al principal objetivo de la entidad, que no era otro que volver lo más rápido posible al fútbol profesional. Sin embargo y para no bajar una categoría, el Córdoba deberá mejorar estos registros a lo largo de una segunda fase que arrancará el próximo fin de semana y con unos blanquiverdes a un solo punto de la Primera RFEF. Una división que se considera esencial para el devenir del club y que intentará lograr el conjunto blanquiverde hasta el 9 de mayo, mes que terminará la participación en esta temporada del club cordobés.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
26 de marzo de 2021 - 05:45 h