Una primera mirada al futuro: las claves de Segunda RFEF

Alberto del Moral, en el duelo con el Cádiz B en El Arcángel

Todavía resta mucho tiempo para el comienzo de la nueva temporada. De hecho, aún ha de concluir la actual. Porque el campeonato prosigue en Segunda B y Tercera con las pertinentes fases de ascenso y descenso. En cualquier caso, no está de más echar un vistazo inicial al futuro inmediato del Córdoba en lo que se refiere a la competición de turno. La debacle del conjunto blanquiverde en la 2020-21 provoca que, como ya es sabido, la próxima campaña milite un escalón por debajo a la presente y a punto de desaparecer Segunda B. Quiere decir esto que está llamado, salvo giro inesperado de los acontecimientos, a la cuarta división del fútbol español. No significa esto que forme parte de Tercera, ya que la profunda remodelación de los campeonatos amateur en el país genera variaciones significativas. La primera es que en vez de 18 grupos van a ser sólo cinco los existentes, con la tremenda disminución de clubes que conlleva.

Hasta la fecha, con bastante todavía por confirmar desde la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), estos son los detalles que se conocen de Segunda RFEF. Van a ser 90 las entidades que compongan la categoría, de los cuales apenas 36 van a proceder de la extinta Segunda B. Son los equipos que no lograron acceder a Primera RFEF ni por la vía directa al clasificarse para la fase por el play off ni en el tramo competitivo para ello. También los que consiguen evitar la caída a Tercera RFEF -quinto escalafón ya del que no se salva, por ejemplo, el Recreativo de Huelva-. En definitiva, son los 22 participantes de etapa intermedia -los grupos D, como lo fue el del Córdoba- y los 14 que se salvaron de perder más rango si cabe -en los grupos E-. A estos se suman los 54 que llegan desde Tercera, que van a ser la inmensa mayoría de representantes.

Los mencionados 90 clubes participantes se van a dividir, en efecto, en cinco grupos. Cada uno de los mismos va a estar conformado por 18 conjuntos, que se van a reunir bajo la premisa de proximidad geográfica. En este punto surge otra diferencia con la actual Tercera, como consecuencia del detalle antes referido -la reducción desde los 18 grupos presentes-: no va a haber organización aislacionista, por decirlo de alguna forma, por comunidades autónomas. Dicho de otro modo, el Córdoba se va a medir no sólo a rivales de Andalucía sino de otras regiones. Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia son los territorios de los que van a salir -no de todos en teoría- los restantes adversarios a los ya conocidos de la propia zona. Son Cádiz B y El Ejido 2012, esta temporada en Segunda B, así como Vélez, Mancha Real y Xerez Deportivo FC, que ascienden de Tercera.

Aunque quizá el aspecto más relevante, sobre todo para la afición, es el formato de competición. Más que nada porque define el modelo de ascensos y descensos. Este asunto es el que requiere todavía la confirmación oficial, si bien por ahora se intuye o baraja un sistema similar al de Primera RFEF al menos en lo que se refiere a saltos de categoría. En la nueva división inmediatamente inferior a Segunda A van a lograr plaza en el fútbol profesional cuatro clubes entre los 40 divididos en dos grupos de 20. Una es directa para cada campeón, mientras que las dos restantes entran en juego en un play off disputado por los clasificados entre segundo y quinto lugar. Al perder rango un total de diez entidades, cinco de cada competición, otras tantas han de escalar desde Segunda RFEF. Por lo que la fórmula más sencilla es precisamente la misma.

Por tanto, en principio el primero de cada uno de los cinco grupos asciende sin más a Primera RFEF. Mientras, restan cinco lugares en superior categoría que van a decidir también, como se explicó antes, los clasificados de la segunda a la quinta posición de cada una de las competiciones particulares dentro de Segunda RFEF. La duda en este sentido es si el play off va a celebrarse con enfrentamientos entre todos los grupos, como fue habitual siempre hasta los últimos años por la pandemia de Covid-19, o si bien se va a desarrollar sólo de manera interna. Es decir, existe la posibilidad de que el segundo, tercero, cuarto, quinto de un grupo se midan entre sí por el otro billete a la nueva tercera división del fútbol español. Lo cierto es que para el Córdoba se presenta un desafío no menos duro que el afrontado durante la campaña 2020-21. De hecho, en cierto modo, es más complicado el paso al frente. Eso sí, en el olvido caen al fin los grupos divididos en otros dos -los famosos subgrupos- y la sucesión de fases que tan difícil hicieron en momentos determinados el seguimiento del curso que va a acabar.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
15 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats