La defensa, principal debilidad en la recta final de la pretemporada

Acción del primer gol del Linense ante el Córdoba

Una pretemporada que sirve para adaptar a los jugadores a la filosofía del entrenador y más en un vestuario donde la gran mayoría son nuevas incorporaciones. Gracias a esto, la adaptación tanto a la ciudad como a las condiciones climatológicas son un factor a tener muy en cuenta, aunque esto parece solucionado desde el primer día para el Córdoba CF. La entidad blanquiverde está cosechando una gran preparación donde los futbolistas están dejando destellos muy interesantes y que pueden servir para vislumbrar el posible nivel que el primer equipo puede conseguir a lo largo de la temporada regular. Sin embargo y como es normal en este tipo de casos, hay aspectos en los que el técnico Germán Crespo tiene que trabajar para que sus chicos no vuelvan a cometer unos errores que han existido a lo largo de los últimos encuentros.

De hecho, el entrenador nazarí ya está tomando nota sobre cómo mejorar la defensa en acciones a balón parado. El Córdoba CF ha tenido varias carencias a lo largo de los amistosos que ha disputado en la presente temporada y todas ellas están relacionadas con la demarcación zaguera. Y es que la entidad blanquiverde ha sufrido más de lo planificado en estas acciones, aunque no haya encajado tantos goles como pudiera parecer en un primer momento. El club rival tiene mucha facilidad a la hora de rematar una falta o saque de esquina y esto es un aspecto que debe mejorar el primer plantel califal. Además, el equipo cordobés también está encajando en demasía en determinados enfrentamientos como es el caso ante el Marbella FC, Rayo Majadahonda e incluso frente a la Balompédica Linense, aunque también se palia en cierto modo gracias a las porterías a cero conseguidas ante Extremadura y Algeciras.

Por otro lado, hay una deficiencia ya conocida por todos los aficionados que siguen al Córdoba CF y no es otra que la oleada de expulsiones que ha sufrido el primer equipo a lo largo de los dos últimos amistosos transcurridos. Los chicos dirigidos por Germán Crespo quieren agradar al técnico y conseguir un puesto en el once inicial para el tramo liguero. Aun así, esta efusividad e intensidad está pasando los límites reglamentarios y ha obligado a los colegiados a enseñar la cartulina roja en cuatro ocasiones en los últimos dos encuentros disputados. Estas acciones pueden provocar malestar entre la parcela blanquiverde debido a una agresividad impropia del primer equipo califal, aunque es cierto que también demuestra el compromiso y el interés que los jugadores tienen debido a la lucha por ganarse la titularidad a lo largo de la campaña regular.

Sin embargo, todo no es malo en el club blanquiverde. La nota negativa que tenía el primer equipo califal a lo largo de la última edición de la Segunda División B era la poca pólvora que tenía su delantera y el nivel pobre que habían demostrado los futbolistas que ocupaban las seis fichas sub-23. Por ello, esta deficiencia ha intentado ser paliada por una dirección deportiva que ha confeccionado una plantilla a la altura del objetivo, que no es otro que ascender por la vía rápida a Primera RFEF. Aun así y para conseguir esta meta, el Córdoba CF tendrá que seguir trabajando para paliar el déficit defensivo que ha carecido a lo largo de estos siete primeros amistosos de la pretemporada. Para ello, el técnico Germán Crespo debe conseguir dar con la tecla acertada justo antes del inicio liguero que se celebrará durante la primera semana de septiembre ante el Xerez Deportivo.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
24 de agosto de 2021 - 05:45 h