El futuro del Córdoba, ¿con una incógnita añadida desde Baréin?

González Calvo y Fernández, en el adiós de Valenzuela

La tranquilidad, al menos sobre el papel, parece definitivamente imposible. Siempre se produce un giro de los acontecimientos -o la sospecha de ello, como sucede ahora en realidad- que rompe el esquema prefijado. Así es el Córdoba y así es su entorno, una constante de cambios de guion que en ocasiones casi desespera. Después de 17 días de tensa calma tras el final de la temporada 2020-21, el panorama vuelve a parecer un tanto convulso. Ocurre después de que surgiera el nombre de Luis Yáñez, aún director general del Rayo Vallecano, como futurible del órgano rector del club. Un hecho éste que tomara por sorpresa a todos en la mañana del miércoles y que genera una ligera incertidumbre sobre el futuro próximo de la entidad. Básicamente porque el consejo de administración del conjunto blanquiverde desconoce posibles contactos con el asesor deportivo del cuadro madrileño y continúa con su trabajo con normalidad.

El asunto surgió en la mañana del miércoles, en efecto, tras la convocatoria por parte del Córdoba de una comparecencia de prensa con excesiva premura. La notificación del club, por las vías habituales -y esto es a nivel interno desde su departamento de Comunicación, como corresponde-, tuvo lugar con apenas hora y media de antelación. Poco después Nacho Serrano, periodista de PTV Córdoba, informaba de una posible modificación del consejo de administración de Unión Futbolística Cordobesa (UFC) -la sociedad al frente del cuadro califal- y la llegada, en este sentido, de Luis Yáñez. El nombre señalado era y es el del actual director general del Rayo Vallecano, un cargo que desempeña principalmente como asesor deportivo de la entidad. Las dudas sobre esta opción se disiparon cuando la rueda de prensa se desarrolló para la despedida de Miguel Valenzuela, hasta ahora director general deportivo de los blanquiverdes.

Además, el máximo mandatario del conjunto blanquiverde, Javier González Calvo, procuraba arrojar luz al respeto al inicio de su intervención y de la comparecencia. “Como todos veis, y después de las especulaciones surgidas en la mañana de hoy (por el miércoles), soy el consejero delegado y espero estar mucho tiempo”, aseveró de entrada. “Estamos trabajando con la propiedad para la próxima temporada con más ilusión que nunca”, añadió. Y así es, según ratificaron fuentes del club consultadas por CORDÓPOLIS unas horas después de dichas declaraciones. Al tiempo, compañeros de Onda Cero en Madrid reiteraban la información aportada con anterioridad desde la ciudad: Luis Yáñez se postulaba como nuevo miembro del cuerpo gestor del club, pero sin saber en calidad de qué. La incógnita era mayor si cabe después de que Miguel Valenzuela dejara de ser oficialmente director general deportivo, ya que no aparecía el nombre del asesor del Rayo Vallecano como sustituto.

Lo cierto es que desde la pasada semana existen informaciones en torno al Córdoba acerca de un cambio en el consejo de administración, barajado como es lógico desde Baréin. Porque al fin y al cabo el cuadro califal es propiedad desde diciembre de 2019 del fondo Infinity, con la monarquía del Golfo Pérsico tras él. Las dudas cobran fuerza con motivo de otro hecho no menos relevante -todo lo contrario-: los gestores de la entidad desconocen cualquier tipo de contacto, si es que lo hubiera de manera directa, con Luis Yáñez. Es decir, de haber movimiento en este sentido es entre los dueños de la sociedad -y cabe recordar que UFC está presidida por Javier González Calvo- y el aún director general del Rayo Vallecano. Se trata de un interrogante añadido además de inesperado. Más si cabe cuando el consejero delegado aseguró por primera vez su continuidad hace una semana -fue el jueves, antes de un acto promovido por Asfaco-.

Sea como fuere, la realidad actual en el Córdoba es que el consejo de administración mantiene su línea de trabajo con normalidad. Esto quiere decir, antes de que la duda surgiera en su seno también el miércoles por la mañana, que continúan con su labor de cara a la próxima temporada. Un hecho éste que queda reflejado, sin ir más lejos, en la oficialización de la salida de Miguel Valenzuela como director general deportivo, lo que sucedió no sólo con Javier González Calvo a su lado sino con la presencia también de Adrián Fernández-Romero, el otro hombre fuerte del órgano rector. Ambos transmitieron su intención de avanzar en próximas fechas en la reconfiguración del proyecto de cara a la campaña 2021-22. En este sentido, precisaron igual que unos días antes, que la relación con Baréin es permanente. De ahí que sea cuando menos extraña la situación vivida en las últimas horas.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
27 de mayo de 2021 - 05:30 h