El Cajasur CBM ya suda en Fátima

Inicio de la pretemporada del Cajasur CBM | MADERO CUBERO

La puesta a punto ya es oficial. El Cajasur de Córdoba de Balonmano inició la pretemporada este jueves con el primer entrenamiento celebrado en la pista del IDM Fátima. El recinto cordobés, habitual de juego del club durante los últimos años, se convirtió en testigo del arranque de los pupilos de Jesús Escribano, que ya miran en el horizonte un nuevo desafío en la División de Honor de Plata. Todo ello después de tener que posponer la sesión inaugural con el fin de certificar la ausencia de contagios de coronavirus en la plantilla. Y el balón ya vuelve a botar para el conjunto granate. Además, el técnico cordobés ya tiene a su disposición a toda la plantilla, salvo a los chilenos Daniel Ayala y Vicente González, quienes se incorporarán a la disciplina en los próximos días, mientras que Domingo Luis ha puesto rumbo al BM Huesca, después de que la entidad altoaragonesa abonase la cláusula de rescisión estipulada en su contrato.

Pese a todo, Escribano no duda en afirmar a CORDÓPOLIS que la nueva temporada “como no podía ser de otra forma, se afronta con muchas ganas y mucha ilusión”, aunque “siempre tienes la incertidumbre de cómo llegan los jugadores, cómo ha transcurrido el verano y, sobre todo, cómo van a adaptarse las nuevas incorporaciones”. Sin embargo, una vez superada esta primera práctica, que tuvo lugar a partir de las 20:00 horas del jueves, el preparador ya puede confirmar que “la gente viene bien y, dentro de las limitaciones que impone el estado por la pandemia, la gente se ha cuidado”.

Eso sí, la vuelta a la rutina de entrenamiento no exime de la incertidumbre que genera la situación actual, aunque “nosotros estamos siguiendo los protocolos de la Federación Española y siguiendo todas las medidas sanitarias, y vamos a empezar con cierta normalidad después de que se hayan hecho todos los test médicos referidos al Covid-19”. Asimismo, el técnico vuelve a incidir en el notable estado de forma del equipo, matizando que el propio preparador físico y él mismo están “sorprendidos” y “muy contentos” por la implicación que muestran los jugadores. “Aunque sean pocos días, los técnicos nos damos cuenta de quién está motivado, quién está por la labor y quién es un jugador trabajador, y en ese sentido estamos contentos”, detalla.

En lo que respecta al objetivo, Escribano puntualiza que “salvando dos o tres excepciones, tiene que ser mantener la categoría”, matizando que “no porque el potencial de la plantilla no nos pudiera permitir aspirar a otras cosas, sino porque es una temporada de tantísimas dudas en todos los sentidos”, que “hay que intentar salvarla sea como sea, rearmarse y poco a poco ir aspirando a cosas mayores”. Así, la idea es “quedar entre los cinco primeros de nuestro grupo, para así evitar el grupo del descenso, y a partir de ahí, hasta donde lleguemos”.

Sobre la plantilla, el preparador granate la define como “competitiva” y para la que no descarta, una vez alcanzado el objetivo de la salvación, “poder dar la sorpresa y pelear por esas dos plazas de ascenso”. El plantel ha sufrido recientemente la baja del mencionado Domingo Luis, lo cual “es una pena”, ya que “es un jugador con un potencial enorme” pero “las circunstancias mandan”. No obstante, Escribano explica que “por suerte la plantilla ya era amplia y, en ese sentido, no vamos a suplir la ausencia de Domingo por otro jugador zurdo, aunque ya de antes estábamos dándole vueltas a poder reforzar el equipo”, por lo que “si finalmente cuadran las cosas y se refuerza, no en el lateral derecho, bienvenido sea, pero la plantilla tiene capacidad suficiente para alcanzar los objetivos”.

Etiquetas
stats