¡Bienvenidos a la revolución!

Formación del Córdoba ante el Almería, en la primera victoria de la temporada actual | ÁLEX GALLEGOS

Prometió Jesús León una revolución y lo que ha sucedido en el Córdoba en las últimas horas entra dentro de esta etiqueta. Y no ha hecho más que empezar. El zarandeo que el presidente y máximo accionista va a dar a la plantilla será considerable. De hecho, en el paquete de salidas se han incluido jugadores con peso en lo deportivo que, por distintas razones, han sido excluidos del segundo plan de salvación blanquiverde desde que se produjo el cambio de propiedad. El curso pasado fue el del “milagro Sandoval”. En 2019, el desafío está en protagonizar una remontada más rápida -la diferencia con la línea de permanencia es menor en puntos- pero con otros protagonistas. El entrenadpr, Curro Torres, es intocable para León. Y los fichajes, salvo un giro poco probable, serán de un perfil distinto. El Córdoba, aún con su tormenta de problemas, sigue siendo un destino seductor para futbolistas con hambre que quieran ponerse en el escaparate y examinarse en situaciones de alto riesgo. En El Arcángel se avecinan emociones fuertes, una vez más.

La venta de Sergi Guardiola y Aguado representa el eje de toda la operativa. El traspaso del delantero y del mediocentro al Real Valladolid hasta 2023 por un montante económico que no ha trascendido -se habla de unos seis millones, aunque todos los implicados en la operación se mantienen herméticos- sirve para crear un nuevo escenario. El Córdoba ha podido hacer frente a pagos inmediatos -entre ellos a Osasuna por Jaime Romero, por lo que puede desbloquear sus derechos en LaLiga- y se avecinan llegadas.

El Córdoba cerró, por fin, una operación que tenía todas las trazas de un culebrón eterno. La cesión de Guardiola al Getafe fue un pésimo negocio, pero al final ha sido una tabla de salvación para la entidad blanquiverde, que ha podido sacar tajada económica de su mejor activo al final de la pasada temporada. El jumillano, que marcó 22 goles en Segunda con el Córdoba, ya está entrenando a las órdenes de Sergio González en el Valladolid después de haber pasado sin impacto deportivo en el Getafe, que se ha llevado un buen pellizco -un millón- de la operación por dejarle salir y poner fin a la cesión hasta el 30 de junio. Álvaro Aguado será del Pucela el 30 de junio. Antes jugará en el Córdoba como cedido. “Ya nos tocará despedirnos, pero ahora es momento de trabajar e ir todos a una para conseguir los objetivos. Podemos y lo haremos”, expresó el joven jugador a través de sus redes sociales poco después de hacerse oficial su traspaso.

Otro caso enquistado que se resuelve es el de Aythami. El jugador, un referente deportivo del Córdoba desde que llegó de Las Palmas en el mercado de invierno del año pasado, salió de un modo agrio. El Córdoba rescindió su contrato y le dejó libre para volver al club amarillo, que contrata al central de 33 años por el resto de esta temporada y dos más. Erik Expósito, de 20 años, pasó por El Arcángel sin protagonismo. Llegó para marcar goles y no hizo ninguno. Apenas contó para Sandoval ni para Curro Torres. El Córdoba ha puesto fin al préstamo y el tinerfeño vuelve al punto de partida, donde le aguarda un puesto en el filial.

El club blanquiverde se deshizo vía traspaso de Sasa Jovanovic, al que vendió por algo más de medio millón de euros -con una parte para el Mladost, su club de procedencia- al Al-Fateh de Arabia Saudí. Con rescisión de contrato salió el franco camerunés Frank Ives Bambock, que con la carta de libertad recaló en el Maccabi Petach Tikva de Israel. A Jona Mejía, una de las operaciones más ruinosas en la historia del club, le rescindió el contrato para que el delantero hondureño, que estuvo cedido la primera parte de la Liga al Lugo, se fuera al Hércules de Segunda B.

Después de cuatro bajas (Aythami, Jovanovic, Erik y Bambock) y dos cesiones resueltas de distinto modo (Guardiola en venta y Jona en rescisión), el Córdoba abre la puerta a las llegadas. El delantero Carrillo, que lleva temporada y media en el Cádiz, ya no fue convocado esta semana por Álvaro Cervera y lo tiene todo pactado para recalar en El Arcángel en breve. Otro refuerzo será el del central Josema Sánchez, que ya está entrenando desde hace días a las órdenes de Curro Torres. El central lorquí jugó la primera parte de la temporada cedido en el Sochaux francés y su ficha será activada en cuanto LaLiga abra la persiana al Córdoba. Y aquí no queda todo. En la rampa de salida hay aún varios jugadores, entre los que figuran Jaime Romero, Quim Araujo o Sebas Moyano.

Etiquetas
stats