El Bball cae ante un Granada que puso más de todo (75-89)

.
El conjunto cordobés se atasca desde el arranque en Vista Alegre ante un rival más inspirado y motivado

Sin opciones. El Bball Córdoba no encontró la fórmula para hincar el diente a un partido que se le complicó desde el principio. La fuerte salida del Covirán Granada, que se jugaba sus opciones de disputar el play off por el ascenso –necesita ganar los cinco últimos partidos y el de Córdoba era el primero de la lista-, se dejó sentir y marcó el rumbo del partido. Los nazaríes, con un juego más intenso y solidario, con mucho acierto en el tiro, impusieron su ritmo y sus normas desde el inicio (0-6) y controlaron con suficiencia el primer cuarto (10-23, minuto 9). En el equipo local, Adrian Bowie no intervenía en el juego de ataque (sólo dos tiros en el primer cuarto, una canasta) y la circulación espesa, con malas opciones de tiro, convertía el partido en una cuesta arriba para los de casa. Al final del primer periodo (14-24), la sensación de control del Covirán Granada era apabullante.

Ésa fue la tónica de un partido raro, en el que el Bball jamás se sintió cómodo. El mal porcentaje de acierto en los tiros libres (14/28, un 50%, por 14/19 del Granada) y el control del rebote por parte de los de Pablo Pin (27 contra 39) fueron algunas de las claves del encuentro en el que el Bball ha cedido con un marcador más abultado en toda la temporada. En todas las jornadas precedentes, su diferencia en contra más amplia habían sido diez puntos ante el Plasencia. Esta vez el Granada, más motivado e intenso, le cogió la medida y no le dejó ninguna esperanza. Bowie terminó con 11 puntos, su anotación más baja igualada con los 11 que hizo, precisamente, contra el mismo rival en la primera vuelta. El cuadro nazarí ha sido el que mejor ha sabido defender al escolta de Maryland, cuyo caudal ofensivo habitual quedó reducido a la mínima expresión.

El Granada no vio peligrar en ningún momento el marcador, llegando a incrementar su ventaja por encima de los veinte puntos (llegó hasta los 27), gracias a su ataque coral y a sus buenos porcentajes, con Álvaro Nogueras (14 puntos, 3 triples), Javier Hernández (13 y 7 rebotes) y Berni Castillo (12 puntos, 6 rebotes) como elementos más destacados. El Granada se mostró más compacto, eficiente y motivado que un Bball que vivió su tarde menos inspirada del curso ante un adversario que exprimió su calidad y justificó en la pista su intención de pelear por el ascenso.

FICHA TÉCNICA

BBALL CÓRDOBA, 75 (14+17+13+31): Arturo López (11), Tasio Vázquez (7), Adrian Bowie (11), Jesús Gama (8), Javi Franco (8) –cinco inicial-, Sergio Vega, Luis Rodríguez (7), Duanys Porto (6), Fernando de Torres (7) y Pepe Varo (10).

COVIRÁN GRANADA, 89 (24+18+24+23): Luis López (8), Álvaro Nogueras (14), Jaime Medina (6), Roberto Gómez (9), Berni Castillo (12) –cinco inicial-, Javier Hernández (13), Pablo García (9), Óscar Anguita (6), Nacho Pin (10) y José Francisco García (2).

ÁRBITROS: Rodrigo González y Juan de Dios Carmona. Eliminado por cinco personales: José Francisco García

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 18 del grupo D de la Liga EBA, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 700 espectadores.

Etiquetas
stats