Lucas Mondelo: “No carguemos de excesiva presión a un equipo que está en plena renovación”

Lucas Mondelo, en un entrenamiento en Vista Alegre

Un día resta para el estreno. En realidad, falta un poco más pues está por encima de las 24 horas la diferencia con el primero de los dos partidos. Sea como fuere, Córdoba lo tiene todo a punto para recibir como merece a la selección femenina de baloncesto. La primera de las citas, porque son dos, del combinado nacional en la ciudad, con el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre como escenario, tiene lugar el jueves con un duro compromiso ante Nigeria. Quizá no tanto por la carga física que imponen las africanas sino porque el equipo continúa en construcción. No es más que el resultado de la transición generacional que cada cierto tiempo ha de producirse. Pero el cuadro dirigido por Lucas Mondelo, puntual como es habitual en este plano, afronta el doble duelo -que incluye también a Bélgica en un atractivo triangular- con la intención de dar un paso al frente.

La selección recaló en la capital el pasado lunes dentro de su gira de concentración de cara al Eurobasket 2021, que se disputa en Valencia -también en Estrasburgo- desde el 17 de junio, después de ceder en sus primeros amistosos. Cayó ante Francia en dos partidos jugados en Toulouse, el primero por 66-57 y el segundo con una diferencia mayor, 72-45. Con todo, lo realmente importante es continuar con el afianzamiento del equipo, muy renovado, para la competición continental -y para los Juegos Olímpicos-. “Este año vamos con el hándicap de jugar menos partidos que los habituales por la situación de la Covid-19, porque muchos equipos tienen temor a viajar e intentan no salir mucho de sus países, que es lógico”, apuntó este miércoles el preparador del combinado español, Lucas Mondelo. El seleccionador atendió a los medios antes del entrenamiento matinal de cada día en Córdoba.

“Tenemos dos partidos menos y los de Francia nos vinieron demasiado pronto, con jugadoras tocadas, y no nos importaba mucho el resultado. No significa que queramos perder, no queremos perder nunca”, prosiguió el técnico catalán sobre el período de preparación de España. Aprovechó entonces para recordar que el triunfo es relevante cuando existe algo en juego. “Como cada año, perdemos algunos partidos en fase de pretemporada, que es cuando hay que perderlos, no en competiciones oficiales, dijo. Enseguida dejó claro el motivo por el que restaba importancia a las derrotas sufridas en suelo francés. “Dicho esto, el equipo llega bastante bien pero todavía muy corto de preparación. Estoy contento porque las jugadoras que llegaban tocadas ya empiezan a entrenar, por lo que tendrán algunos minutos para ir cogiendo ritmo y ver hasta qué nivel llegamos”, precisó. “Probaremos cosas”, concluyó en relación a la doble cita, que supone la primera presencia en la ciudad, de la selección en Córdoba.

Cuestionado acerca del espectáculo deportivo que van a poder contemplar todos los aficionados de la capital afirmó sin más que “van a ver a España, los conceptos de defensa y ataque son los mismos de siempre”. “Lo único es que todavía estamos en fase de crecimiento. Estamos a mitad de concentración y con jugadoras nuevas, por lo que todavía falta cohesión y coger bien la lectura de los sistemas. Vamos un poquito tarde en defensa en algunas situaciones específicas que pedimos”, explicó. También quito peso el barcelonés a este hecho, ya que “es normal”. “Si dentro de dos semanas seguimos igual, entonces estaré preocupado. De momento, veremos las intenciones de esta selección”, aclaró. Fue poco después cuando Lucas Mondelo hizo solicitud de prudencia, o más bien paciencia, para con el combinado nacional. Básicamente por las altas expectativas generadas en torno al mismo. Es el problema, bendito por otro lado, de habituarse y acostumbrar a triunfar.

“La ilusión por ganar la tenemos todos. Pero vamos a ser realistas y ver la historia. Los números están en contra. Hace más de 40 años que ningún equipo hace tres oros y la selección que lo hizo se llamaba Unión Soviética, que era una selección de 15 países”, advirtió. Hacía referencia a la posibilidad de revalidar el título europeo por tercera vez consecutiva tras logarlo en 2017 y 2019. Así, simplificó y aseveró que “ganar tres oros seguidos es bastante difícil”. De ahí que reclamara una rebaja en la ambición de los aficionados. “Creo que el objetivo es llegar a semifinales y una vez ahí puede pasar cualquier cosa, pero no carguemos de excesiva presión a un equipo que además está en plena renovación”, reclamó de cara al Eurobasket 2021, para el que apenas restan un par de semanas. “A veces oigo tercer oro y es como si fuera ir al supermercado a comprar. Pies en el suelo, ilusión toda. Este equipo no va a decepcionar en el nivel competitivo”, recalcó.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2021 - 15:44 h
stats