Asomando la cabeza: el Córdoba persigue un récord

Florin pugna con Abdoulaye Ba en el estadio de Vallecas | MADERO CUBERO
El conjunto blanquiverde puede firmar la segunda mejor marca de su historia de partidos consecutivos ganados en Primera si se impone al Éibar | La racha más brillante es de cuatro, en la 64-65

Un récord positivo a la vista. Así, como quien no quiere la cosa, el Córdoba ha asomado la cabeza y se ha convertido en uno de los equipos más llamativos en el comienzo de año. Dos partidos, dos victorias. Ningún gol encajado. Un puñado de buenas sensaciones y una salida potente de la zona baja, donde estaba enquistado desde que arrancó el campeonato allá por el mes de agosto. Ahora va en el puesto quince y se siente más fuerte. Mantener esa tendencia es el objetivo del conjunto de Miroslav Djukic, que tiene un reto en el horizonte más cercano.

Si vence al Éibar este viernes (20:45) sumará su tercera jornada consecutiva con victoria, lo que supondría la segunda mejor marca de todos los tiempos en Primera para la institución. Nunca engarzó más de dos jornadas triunfantes en siete de los ocho cursos que ha cumplido en la elite. Su periodo más brillante lo tuvo en la 64-65, en la que fue capaz de estar cuatro partidos seguidos ganando. Después de ver a su equipo salir del sótano de la tabla, el cordobesismo quiere regalarse momentos para el recuerdo.

Las victorias ante el Granada (2-0) y el Rayo Vallecano (0-1) han reportado a los blanquiverdes seis puntos y algo de estabilidad en la tumultuosa zona media-baja de la clasificación de Primera, dominada por una aristocracia (los siete clubes que han ganado al Córdoba, ni más ni menos) y con una amalgama de equipos por detrás que no pueden fiarse ni de su sombra. Ese "dos de dos" suena a gloria para el cordobesismo, que sólo ha visto una vez ganar a su equipo más de dos veces seguidas en Primera. Fue en el curso 1964-65, con leyendas como Miguel Reina, Juanín, Simonet, Mingorance o Costa en sus filas. Aquella temporada terminó con el Córdoba en quinto puesto (nunca superado), la experiencia de ser líder (en la jornada 2, después de iniciar la Liga con victorias por 2-4 al Sevilla y 1-0 al Español) y una cadena de cuatro victorias: 1-0 al Athletic de Bilbao, 1-0 al Sevilla, 2-4 al Espanyol y 1-0 al Real Madrid. Fue en las jornadas bisagra entre la primera y la segunda vuelta, rematando la gesta frente a un Real Madrid que terminó siendo el campeón. Justo 50 años después, la historia puede repetirse.

Etiquetas
stats