El asidero de UFC ante la RFEF

Rueda de prensa de la venta de la UP del Córdoba a UFC | TONI BLANCO

La situación es tal que resulta imposible realizar un análisis claro -y mucho menos que sea concluyente-. También porque no se produce una circunstancia concreta sino una acumulación de distintas relacionadas entre sí. Ésta es la realidad que atraviesa, en la actualidad, el Córdoba -ya sea CF SAD o bajo gestión de UFC-. Las dudas crecen, tal y como vaticinara este periódico hace una semana exacta, en torno a la inscripción del club en Segunda B. El motivo no es otro, como ya se sabe, que su complejo presente jurídico. Con todo, parece que las diferentes partes implicadas tratan de aunar criterios para que la problemática termine resuelta de manera favorable para la entidad matriz. Precisamente como último punto en la más reciente sucesión de acontecimientos es necesaria otra aportación: Unión Futbolística Cordobesa (UFC) abre una nueva vía sin cerrar la que siempre fuera su primera opción, para la que tiene un último asidero.

De entrada, UFC -en representación de Infinity, el grupo inversor de Baréin- mantiene contactos, ya abiertamente, con Azaveco -mercantil de Carlos González-. El sentido es la posibilidad de un acuerdo por el traspaso accionarial del Córdoba CF SAD. Hoy por hoy, como informó CORDÓPOLIS el sábado, no hay más de conversaciones a través de teléfono entre asesores legales. Las perspectivas, eso sí, son positivas mientras se produce el momento de iniciar la verdadera negociación -con detalles como la cuantía en que se cifre la operación-, lo cual debe ocurrir a partir del lunes. Pero al tiempo, la sociedad comandada por Javier González Calvo permanece con confianza en cuanto a la inscripción del cuadro califal por sus medios. Es decir, cree que, en efecto, los autos sobre la venta de la unidad productiva, aun sin firmeza jurídica, son válidos para la inclusión de la entidad en las competiciones de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Sin embargo, la seguridad no se da al 100%.

Contextualizado el asunto, la parte correspondiente al proceso llevado a cabo entre los meses de noviembre y diciembre del pasado año cuenta con un asidero al respecto. Se considera que la RFEF ya mostró disposición favorable a la participación de UFC. ¿Cuál es el clavo ardiente? Éste se encuentra, según las fuentes consultadas, en la resolución, en su día, del organismo acerca de la reclamación del Lugo de los famosos 250.000 euros de préstamo al Córdoba CF SAD en verano de 2019, cuando todavía era propietario y presidente Jesús León. Cabe recordar que la Federación se posicionó a favor del conjunto blanquiverde. En su dictamen, expuso que “resulta claro que la situación concursal de una sociedad anónima deportiva no impide la aplicación de la normativa que regula su participación en la competición”. “Por tanto, es la propia Ley Concursal la que respalda la plena vigencia de lo previsto en el Relgamento General de la RFEF”, prosiguió.

Éste es el primero de los extractos que entiende la parte en cuestión sobre la presunta aceptación de la RFEF del procedimiento elegido por UFC. Para que no caiga en el olvido, por cierto, la sociedad informó el pasado jueves de que durante la noche del miércoles procedió a solicitar la inscripción del club. En la siguiente referencia que se hace de la mencionada resolución del caso Lugo, quedaba indicado que “de acuerdo con el fundamento jurídico anterior, hay que diferenciar el régimen jurídico aplicable al crédito existente a favor del Lugo, que ha sido integrado en la masa pasiva del concurso y, por tanto, se rige por la Ley Concursal, de régimen jurídico establecido en la legislación deportiva, concretamente en el Reglamento General de la RFEF de acuerdo con la especialidad que a tal efecto establece la propia Ley Concursal en su disposición adicional segunda bis”. “Es clara al disponer que la sujeción a la Ley Concursal no impedirá la aplicación de la normativa reguladora de la participación en la competición”, concluyó la Federación en este caso.

Pero es otro punto, en un párrafo distinto del dictamen, el que se subraya en relación a las posibilidades de UFC. “En el presente procedimiento, la existencia de una obligación económica a cargo del Córdoba a favor del Lugo por el importe de 250.000 euros constituye el presupuesto de hecho habilitante de acuerdo con el Reglamento General de la RFEF, con independencia de la situación concursal del deudor”, zanjó. Pero, ¿por qué estos extractos son vistos como un apoyo? Quizá sea porque la SAD original se encuentra, al menos mientras no haya auto reprobatorio, en un segundo concurso de acreedores. Y, por ende, porque el administrador, Francisco Estepa, tiene facultades de gestión, control y representación de la sociedad a todos los efectos“ según la credencial de la administración de Justicia. En este sentido, cabe reseñar de nuevo que fue él, en el desempeño de esas funciones, quien firmó la compraventa de la unidad productiva el 5 de diciembre de 2019.

Dicho lo cual, se entiende desde esta parte que hay motivos para pensar en que UFC habría de ser inscrita sin mayor problema. Además, se creyó que lo sucedido en la ACB con el Donosti Gipuzkoa Basket 2001 SKE SAD es un precedente favorable. La Asociación de Clubes de Baloncesto admitió el ingreso del cuadro vasco tras auto del Juzgado de Primera Instancia número 38 de Barcelona. La situación sin embargo no es idéntica a la del conjunto blanquiverde. Así, se tiene la percepción de, con todo, “puede pasar cualquier cosa” en lo que se refiere a la RFEF. Lo cierto es que el ente continúa con claras reticencias a aprobar la propuesta resultante de los autos dictados en noviembre en el Juzgado de lo Mercantil número 1. Para cerrar, se hace requisito una aclaración: en realidad, los derechos del Córdoba CF SAD no estuvieron cedidos en la segunda vuelta de la competición. El cuadro califal siguió adelante y tuvo opción de firmar futbolistas al amparo de la administración concursal, aunque sí es cierto que fue UFC la que se encargó de responder a las nóminas y pagar deudas.

Etiquetas
stats