Los árbitros de Córdoba claman contra la violencia

Pedro Benítez, delegado del Colegio de Árbitros, y Manuel Rodríguez, presidente del Comité de Competición. | TONI BLANCO
Pedro Benítez, delegado provincial del Colegio Andaluz, pide una reunión urgente tras nuevos y graves incidentes en el fútbol base

La violencia volvió a salpicar al fútbol base cordobés el pasado fin de semana. Fueron dos casos los que en esta ocasión tuvieron lugar. Uno de ellos se dio en un encuentro de juveniles entre el Peñarroya y el Deportivo Córdoba, que terminó con una batalla en el Municipal Casas Blancas de la localidad del Guadiato. De hecho, hubieron de ser atendidas varias personas, entre ellas un futbolista y la madre de un jugador. Por otro lado, también se registraron incidentes en el duelo entre el Salvador Allende y el San Lorenzo de segunda categoría prebenjamín. En este choque, el colegiado sufrió la agresión por parte del padre de uno de los niños del primero de los conjuntos, que actuaba como local en Fátima. El trencilla fue agarrado por el cuello y sufre una contractura, de forma que se realizó la pertinente denuncia. Así las cosas, los árbitros de Córdoba solicitan que se tomen las medidas oportunas para acabar con este tipo de comportamientos.

No desea el colectivo de colegiados que la situación se repita en ningún campo de la provincia, mucho menos cuando se trata de fútbol base. En ese sentido, está claro que la lucha debe de ser aún mayor si cabe, pues se trata de edades en las que la práctica deportiva conlleva fundamentalmente el fomento de valores como el respeto. De esta forma, el delegado provincial del Colegio de Árbitros de Andalucía en Córdoba, Pedro Benitez, solicita una reunión urgente para tomar medidas que ayuden a terminar con actitudes violentas y que explica en un comunicado la primera decisión adoptada por los trencillas en ese sentido. "Después de los altercados sufridos por algunos compañeros esta semana vamos a tomar la siguiente determinación con los consejos recibidos tanto por parte de la Guardia Civil como de la Policía Nacional y de forma preventiva hasta que finalice esta temporada. La Federación Cordobesa de Fútbol ya está avisada y contamos con su total apoyo, como no podía ser de otra forma", expone el texto remitido a los medios.

"En el caso de que se tenga que llamar a Guardia Civil o a Policía Nacional por cualquier incidente, se hará constar a dichas fuerzas de orden público la existencia de un bar en las instalaciones deportivas para que se compruebe si se están vendiendo bebidas alcohólicas en las mismas, tomando las medidas pertinentes según viene reflejado en la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte", explica el comunicado. Además, se añade que "está prevista una reunión de urgencia entre el IMD, Diputación de Córdoba, Federación Cordobesa de Fútbol y Delegación de Árbitros de Fútbol y Fútbol Sala para llevar a cabo medidas para erradicar la violencia en el fútbol base, entre las que, por supuesto, una de las principales será la dicha anteriormente". Según Pedro Benítez, una de las cuestiones que se solicitarán en ese encuentro a gran escala será la penalización en el reparto de subvenciones a los clubes cuando estos se vean envueltos en incidentes de carácter violento.

Etiquetas
stats