La apuesta por la inclusión es el trofeo

VI Carrera Acpacys | ACPACYS

Siempre los hay en sentido estricto pero igualmente siempre es colectivo el trofeo. Es el de la generosidad de todos aquellos que deciden realizar su aportación a una buena causa. En este caso se trata de la inclusión de personas con parálisis cerebral y otras afecciones similares, así como el apoyo a la labor que se desarrolla con ellas. Ejemplo de la victoria de la solidaridad es una cita que comienza a convertirse en tradicional en el calendario cordobés. Ésta es la carrera que cada año desde hace seis organiza y celebra Acpacys, que tuviera lugar este domingo de nuevo con éxito de participación y un amplio respaldo de las instituciones.

A las 11:00 arrancó en el Vial Norte, muy cerca del AC Hotel, una carrera que esta vez alcanzó su sexta edición. Lo hizo con más de 700 personas dispuestas a colaborar con el trabajo que desde hace 40 años lleva a cabo la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral y otras afecciones similares (Acpacys). Como siempre, la recaudación de las inscripciones fue destinada al mencionado organismo y a su funcionamiento. También lo obtenido en un dorsal 0 con el que se podía y puede ayudar sin participar en esta prueba, que contó con un recorrido en circuito de 5 kilómetros.

En esta sexta edición, Acpacys gozó del aliento de diversas instituciones, como suele ser habitual también. Junto a la asociación que preside Rafaela Chounavelle estuvo el alcalde de Córdoba, José María Bellido, así como el máximo responsable del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco), Manuel Torrejimeno. También asistieron para mostrar su apoyo a la causa del organismo los delegados de Participación, Solidaridad y Mayores, Eva Contador, y de Inclusión y Accesibilidad, Bernardo Jordano; la delegada de Juventud y Deportes de la Diputación, Ana Belén Blasco, y el vicepresidente de la institución provincial, Víctor Montoro; Carmen Victoria Campos, concejala socialista del Ayuntamiento, y el general jefe de la Brigada Guzmán el Bueno X, Aroldo Lázaro.

Sobre la competición, se desarrolló como es costumbre en varias modalidades. Así, el trazado de cinco kilómetros se pudo completar en carrera, andando o sobre ruedas. En relación a la tenida como prueba absoluta, los vencedores fueron Miguel Hidalgo y Lourdes García. Javier Rubio logró la victoria en bicicleta adaptada, mientras que Rubén Marín y María Jesús Bravo lo hicieron en silla manual guiada. Daniel Martínez y Carmen Recio se impusieron en silla manual y Manuel Tagua y Virtudes Cerrato en silla eléctrica. La categoría de diversidad funcional andando acabó con los triunfos de Rafael Gavilán e Isabel Higueras, al tiempo que Daniel Forte y Marian se alzaron como los mejores en la modalidad de carrito de bebé.

Etiquetas
stats