Alfonso Reyes: “Hay que estar con los enfermos y con los que nos cuidan”

Alfonso Reyes, en su entrevista a 'PTV Córdoba' | PTV CÓRDOBA

“¡Me dan el alta!”. Suficientes eran una frase, entre exclamaciones, y una fotografía. La imagen mostraba a Winston Churchill, primer ministro británico en la Segunda Guerra Mundial y algunos años después. El eminente político de Reino Unido hacía la señal de la victoria con una de sus manos. Con tan poco era mucho lo que decía quien a lo largo de las últimas semanas se ha convertido en uno de los afectados con nombre propio del Covid-19. Fue Alfonso Reyes quien lanzó ese sencillo mensaje en Twitter y con él anunció lo que todos esperaban, que había recibido el alta del hospital en el que ingresó días antes por culpa del coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan Si bien todavía lucha por superar definitivamente la enfermedad, el cordobés ya goza del calor del hogar -aunque sea de manera distinta- y de su familia.

El proceso de recuperación marcha muy bien para el exbaloncestista, tal y como vino a confirmar durante los últimos días en diversas entrevistas a través de vídeo llamada. La última fue la que concedió el viernes a PTV Córdoba, que estuvo dirigida por Raúl Díaz. En ella, Alfonso Reyes ratificó su notable mejoría tras abandonar el hospital y ya en su casa. “Me encuentro físicamente muy bien, creo que ya casi recuperado. Mucho mejor de lo que estuve en las fases críticas de la enfermedad y viendo un poco ya la salida”, expresó acerca de su estado de salud. El que fuera jugador del Estudiantes, el Real Madrid o el Málaga (Unicaja), indicó que su retiro en el dormitorio le permite al menos tener un ligero contacto con su familia. “Estoy aislado en una habitación pero les puedo ver y hablamos, o sea que tampoco es un aislamiento al 100%”, dijo.

Alfonso Reyes informó de su posible contagio el 14 de marzo, cuando indicó que creía “haber pillado el bicho”. Lo hizo por medio de Twitter, una red social que transformó en una interesante vía de comunicación durante su convalecencia. La mantiene todavía en la actualidad pues en la red social expone su día a día, donde no sólo habla de la dificultad del Covid-19 o critica a quien considera conveniente entre las autoridades. Al mismo tiempo muestra sus almuerzos o cenas y los libros a los que dedica el tiempo, como Rojo y negro de Stendhal o Fouché, el genio tenebroso de Stefan Zweig. En sus días más complejos el relato que hacía de la situación fue seguido por muchos a nivel nacional. No era para menos.

“Espero que ayude a muchos enfermos que estén pasando por lo mismo que estoy pasando yo. A la vez me trae también muchas satisfacciones porque recibo mucho ánimo y mucha fuerza de toda la gente que me está siguiendo”, señaló en palabras a PTV Córdoba sobre su narración en Twitter. Fue el sábado 21 cuando el presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) en la actualidad tuvo que acudir al hospital por complicaciones respiratorias. Le diagnosticaron una neumonía bilateral y quedó ingresado. Seis días después llegó la buena nueva, así como el mensaje con la fotografía de Winston Churchill. Superado lo peor del trance, el cordobés no adivinó a acertar cuál pudo ser en su caso el origen del contagio. “No tengo ni idea, es una enfermedad tan contagiosa y tan difícil de controlar que nunca sabes por dónde te va a venir”, expuso al respecto.

Más allá de su recuperación, básica fue sobre todo una idea que lanzó, desde su casa, en la entrevista a PTV Córdoba. “Creo que hay que estar con todos los enfermos, con todos los que nos cuidan. No sólo sanitarios, todas las personas que trabajan en el hospital y hacen posible que podamos seguir con nuestra vida aunque sea aislados para podernos proteger de este virus”, recalcó. También dio un consejo preventivo. “La principal (recomendación) es que si alguien lleva siete u ocho días con fiebre que vaya al hospital a que le hagan una placa de pulmones, porque esta enfermedad es muy rápida y enseguida se puede plantear una neumonía”, aseguró. Por cierto, que Alfonso Reyes también tuvo ocasión de confirmar que su hermano menor, el capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, “está perfecto” tras dejar atrás la cuarentena por la infección de un compañero de equipo algunas semanas atrás.

Etiquetas
stats