Alfonso Cabello y un adiós con orgullo a Río

Alfonso Cabello, pulgar en alto, en su adiós a Río. | @bego_luis EN TWITTER
El rambleño cierra los Juegos Paralímpicos con su estreno en ciclismo en ruta, prueba que no concluye | El cordobés deja Brasil con dos bronces y una nueva experiencia

La aventura termina según lo previsto. Suma dos trofeos más a su ya largo historial de logros y ofrece una muestra más, la mayor posiblemente, de orgullo y capacidad de superación. Porque no tiene límite. Desconoce el significado de dicha palabra, muy al contrario del concepto esfuerzo. Más aún sabe de los valores del compromiso y de la ambición. Ninguna duda cabe del ejemplo que es Alfonso Cabello, que este domingo engrosó su hoja de servicios con una actuación testimonial pero a la vez producida por su carácter competitivo. El cordobés se despidió de Río 2016 con una breve pero no falta de intensidad participación en ciclismo en ruta (C4-C5), prueba en la que se estrenó con el fin de colaborar con las aspiraciones del madrileño César Neira ante la atenta mirada del Cristo de Corcovado. La bala de La Rambla afrontaba esta cita con la idea únicamente de acumular una nueva experiencia, la cual vivió tras conseguir dos medallas de bronce.

No tenía Alfonso Cabello intención de pelear por una presea, ni siquiera de concluir la prueba. Se embarcó en el desafío más como un reto personal que otra cosa. Lo cierto es que el rambleño dio por finalizada su participación en la ruta en carretera antes de alcanzar el primer tramo para establecer la situación de la prueba. Antes de los quince kilómetros anunció su retirada, una circunstancia que, ni mucho menos, ensombreció la magnífica actuación que completó en Río de Janeiro. No en vano, el ciclista dijo adiós con dos bronces y un mejor registro renovado. El cordobés subió al tercer cajón del podio en kilómetro en pista, competición en la que se proclamó campeón del mundo en su categoría por tres veces consecutivas entre 2014 y 2016, y además selló un nuevo récord paralímpico -se batió a sí mismo, pues el anterior era suyo-. Después sumó otro tercer lugar en velocidad por equipos, de forma que alcanzó su tercer metal en unos Juegos tras el oro logrado en Londres 2012. En definitiva, cerró con orgullo su paso por Brasil.

Etiquetas
stats