Alberto González dice adiós al Córdoba

Alberto González, en un partido con el Córdoba de la pasada campaña | MADERO CUBERO

La de este jueves es una jornada más que intensa. Los focos están desde el miércoles sobre Jesús León y Carlos González, con la compraventa del club en el aire de nuevo. En la Ciudad Deportiva, la plantilla retoma el trabajo con el intento de vivir ajena a los asuntos institucionales. El panorama es complejo, pero lo cierto es que el Córdoba no cesa en su desempeño de cara a la próxima temporada. De los despachos surge otro tema noticioso, en ese sentido precisamente. Se trata del adiós de Alberto González, anunciado por la entidad a través de sus canales oficiales. La salida del portero cobra forma de hecho después del acuerdo para romper su contrato, del que le restara aún un año. La dirección deportiva también pretende la desvinculación de Marcos Lavín.

"El Córdoba CF y Alberto González han llegado a un acuerdo para la desvinculación del portero", señala el club en su comunicado. En el texto, la entidad "le agradece al jugador todo el esfuerzo demostrado durante su etapa como cordobesista y le desea el mayor de los éxitos en sus futuros proyectos deportivos". La rescisión del cancerbero es la novena que efectúa el conjunto blanquiverde en lo que va de verano, después de producirse las de Carrillo, Jaime Romero, Josema, Álex Quintanilla, Loureiro, Quim Araujo, Quiles y Víctor Mena. La suya, como la pretendida de Marcos Lavín -al que le restan dos años de vinculación, hecho que dificulta su salida-, es la confirmación de un secreto a voces. De hecho, tiene lugar tras la admisión de sus intenciones al respecto, y en reiteradas ocasiones, del director deportivo, Alfonso Serrano.

Alberto González Cespedosa (Córdoba, 1996) abandona el cuadro califal después de una campaña en la que incluso tuvo la posibilidad de debutar con el primer equipo aun cuando firmó por su filial. Lo hizo en la sexta jornada del pasado campeonato de Liga en Segunda A ante el Tenerife. La baja por la cláusula del miedo en la cesión de Abad le permitió estrenarse en El Arcángel. Completó una buena actuación en un duelo que acabó con empate a uno. El guardameta, de 22 años, firmó precisamente en verano de 2018 por el Córdoba tras militar las dos anteriores campañas en el Ciudad de Lucena. Ahora le toca buscar un nuevo destino.

Etiquetas
stats