Aitor Gómez: “Vamos a dar guerra en Ciudad Real”

Aitor Gómez, ante el Trops Málaga en Vista Alegre | JUAN HUERTAS

El suyo es uno de los nombres propios del Cajasur Córdoba Balonmano. Aitor Gómez, un canterano que ha vinculado su vida deportiva al club granate, donde ha permanecido durante prácticamente toda su trayectoria. Y este curso vuelve a ser una de las piezas claves para Jesús Escribano en el proyecto de División de Honor Plata. De hecho, la importancia del primera línea ya se vio sobre el parqué de Vista Alegre en la primera jornada de la competición, en la que los cordobeses superaron al Trops Málaga por 21-19. Un duelo en el que Gómez dejó su huella particular con dos tantos y actuando como factor decisivo en el buen hacer califa. Y sin tiempo que perder, llega otra batalla. 

En este sentido, las sensaciones tras ese primer triunfo del curso son satisfactorias, según apunta el propio jugador en los canales oficiales del club, al declarar que “después de esta sensación tan extraña de volver a competir tras tantos meses, hacerlo con victoria te da una motivación y un plus enorme para seguir, y además, hacerlo contra un rival directo como puede ser Málaga”. En efecto, la contienda resulta clave para los intereses del CBM, que tiene en su horizonte alcanzar la salvación. Y ya ha dado el primer paso, en el que “todo salió a pedir de boca y fuimos capaces de desenvolvernos muy bien en el terreno de juego y conseguimos los dos puntos que al final es lo importante”, agrega.

En el plano personal, Aitor Gómez admite que “fue todo muy raro”, aludiendo al ambiente, pues “al estar la gente tan separada y animando, pero que a la vez no podían juntarse, eso fue una sensación muy extraña”. Eso sí, la nota positiva llegó en el plano colectivo, ya que “no esperaba encontrarnos tan bien como lo hicimos, pero supimos hacer grupo y supimos encontrar ese coraje que tenemos que sacar en los partidos en casa”.

Una energía que será fundamental para mantener cierta regularidad, y en la que el factor ofensivo tendrá un peso notorio. “Siempre lo que más cuesta al principio es desenvolvernos en ataque y se notó”, apunta el jugador, resaltando que “los primeros minutos no fueron fluidos en el juego de ataque, pero lo importante es que tuvimos paciencia y, al final, supimos encontrar nuestro juego en ataque, sobre todo al principio de la segunda parte, y meter balones prácticamente sin dificultad y eso fue clave para llevarnos la victoria”.

Finalmente, en lo que respecta al próximo choque del CBM, que tendrá lugar este mismo sábado (18:30 horas) ante el Alarcos Ciudad Real, el granate afirma que “es uno de los rivales a batir por lo bien que se ha reforzado y después de ver la buena actuación que ha hecho en la primera jornada”. Eso sí, “después de la motivación que llevamos, visitar un escenario como el Quijote Arena es otro plus de motivación extra y vamos a ir a dar guerra”, apostilla.

Etiquetas
stats