Adiós sin debut en el banquillo: Pachín, el predecesor de Francisco

Francisco, junto a Javi Lara, en su breve etapa al frente del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

No es precisamente un asunto destacado positivamente. Pero sí resulta interesante en el plano de la curiosidad. Tampoco está de más rememorarlo en sus dos versiones. Al fin y al cabo toda historia se compone de capítulos de muy diversa índole. Para José Luis Navarro del Valle no quedaba duda de que “el Córdoba tiene un historial que es digno de recordar y tener en cuenta”. De tal modo se expresó en un momento dado en la entrevista N&B que ofreció a CORDÓPOLIS en 2016. La mayor leyenda deportiva de todos los tiempos del club dio en la clave en un período en que parecía olvidarse el largo trayecto del mismo desde su fundación. Aunque este relato no sea de éxitos o de la época dorada de Primera, más bien al contrario, es parte de la narración completa del conjunto blanquiverde. Un equipo en el que no entraron demasiado bien los dos protagonistas de esta ocasión, que tampoco es que dejaran un grato recuerdo. Porque dijeron adiós al banquillo antes siquiera de estrenarse…

El escenario del actual entrenador del Córdoba es realmente difícil. Juan Sabas firmó con la entidad tras la destitución de Raúl Agné en una semana en que se comenzaba a hablar mucho más del Covid-19. Unos días después, la pandemia de coronavirus fue la causante de que todas las competiciones españolas se suspendieran. Poco más de un mes después, el madrileño sigue sin haber dirigido un solo duelo oficial a su nuevo equipo. Es lo que le ocurrió a otros dos técnicos antes de cerrar su corto periplo en El Arcángel, uno en el original y otro en el presente. Aunque esos casos difieren mucho de las circunstancias que atraviesa el preparador blanquiverde hoy por hoy. Ellos no llegaron a debutar y fue porque así lo consideraron. Fueron dos, sí; Francisco no fue el primero en despedirse sin colocarse en la banda durante un encuentro.

Antes que el almeriense hubo otro hombre que salió del club ya no sólo sin presenciar un choque de los suyos sino casi sin pisar el césped. Toca remontarse a la temporada 1981-82, que resultó convulsa para el Córdoba y acabó con tres técnicos sentados en el banquillo más otro que no llegó a hacerlo. Este último fue Enrique Pérez Díaz, más conocido en el mundo del fútbol como Pachín. Quien fue jugador del Real Madrid en la década de los sesenta, recaló en el conjunto blanquiverde tras el cese de Cayetano Ré tras la décima jornada de Segunda A. Un dato curioso en este sentido es que la destitución tuvo lugar un viernes, por lo que al equipo lo comandó de forma provisional un jovencísimo Pepe Escalante. El preparador de los dos ascensos -a la división de plata las campañas 1998-99 y 2006-07- estrenó su amplio historial al frente del cuadro califal entonces con apenas 31 años.

La salida de Ré fue inoportuna en el tiempo lo que obligó a que Escalante tomara las riendas del Córdoba ante el extinto Getafe Deportivo, en el que él jugó precisamente. El equipo terminó con un claro triunfo por 3-0 -con goles de Lalovic, Perico Campos y Charles-. El club tenía decidido firmar a un entrenador y lo hizo el lunes, tras el duelo. Optó por Pachín, quien dejaba atrás un complejo inicio de temporada como técnico de la Agrupación Deportiva Almería. El martes conoció a los jugadores y el jueves decidía marcharse por sufrir depresión. Su estancia en la ciudad fue de tres o cuatro días y su adiós provocó que Escalante volviera a dirigir al equipo dos partidos más antes de que la entidad contratara a Zdravko Rajkov.

Pero el relato en relación a Pachín no terminó ahí. Tuvo un segundo capítulo dentro del apartado de lo curioso o anecdótico. El entrenador cántabro retomó el mando de la Agrupación Deportiva Almería a falta de ocho jornadas para el final del campeonato de Segunda A. Esa circunstancia hizo que volviera a El Arcángel… Fue su segundo duelo oficial en la segunda etapa dentro del mismo curso con los almerienses. Los califales se impusieron con un contundente 4-0 -con goles de Munárriz, Manolín Cuesta en dos ocasiones y López Pérez-. El conjunto blanquiverde permaneció y el rojiblanco acabó descendido a Segunda B. Más de 30 años después, casi 40 de hecho, el guion en el banquillo del Córdoba se repitió en cierto modo. Los hechos fueron distintos pero el final fue idéntico. En verano de 2018, tras una salvación épica en la división de plata, el club optó por no contar con José Ramón González y apostó por Francisco Javier Rodríguez Vílchez, que era -y es- de Almería y debutó al frente de la Unión Deportiva, el último sucesor de aquel equipo que salió goleado del coliseo ribereño.

Francisco firmó con el Córdoba el 28 de junio de 2018 para lo que se suponía iba a ser un proyecto ambicioso de ascenso a Primera. Su principal valedor fue el presidente en ese momento, Jesús León, pese a que el director general deportivo, Luis Oliver, no lo veía con buenos ojos. Después todo estalló. El navarro fue despedido y Rafa Berges ocupó su lugar, se descubrió que el límite salarial estaba más que superado y LaLiga no permitía apenas realizar fichajes. La situación era cada vez más tensa y el técnico se sentía engañado, tanto como la plantilla, lo que hizo que, definitivamente, el 2 de agosto acordara su marcha. Sólo 36 días duró la etapa del almeriense en El Arcángel, que jamás pisó para un partido oficial. Y su sustituto fue… José Ramón Sandoval. Otra de idas y venidas.

Etiquetas
stats