El Adesal en el camino de la superación propia

.

No hay mayor reto meramente deportivo, y a la vez estrictamente sensato, para un club que el de superarse a sí mismo. Una barrera a derribar edificada sobre unas expectativas propias. Eso es lo que se ha propuesto una temporada más el Balonmano Adesal Córdoba, y además con el hándicap de afrontarlo con menos recursos. Las jugadoras de Paco Bustos se han acostumbrado a sobrevivir por encima del límite de sus (teóricas) posibilidades, elevando a la enésima potencia la capacidad del grupo por encima de cualquier exhibición individual. Un propósito que da sus frutos en lo que va de temporada y que avecina un vuelo firme, alto y sin fisuras.

El conjunto fuensantino ocupa a día de hoy la segunda posición del Grupo D de División de Honor Plata Femenina. Las cordobesas acumulan un total de 21 puntos, tras un balance de nueve triunfos, tres empates y dos derrotas, y marchan a un tanto de distancia del líder, el Helvetia BM Alcobendas. Pese a contar con un presupuesto inferior que el del pasado curso, lo que ha obligado a realizar una reducción del fondo de armario, el Adesal ha logrado mantener el bloque que le llevó la anterior campaña a quedarse a un solo punto del ascenso a la Liga Loterías.

Jugadoras como Andreea Marin, Fátima Suaré o Alba Sánchez son imprescindibles en un proyecto que vuelve a tener en su punto de mira la fase de promoción, aunque nada de eso tendría sentido sin el poder coral del resto de integrantes. Todas suman y todas tienen su pequeña condición de irreemplazables. De hecho, pese a no contar con ninguna de ellas entre las diez máximas anotadoras del grupo, la estadística global establece que con 387 dianas el Adesal es de largo el equipo que más convierte, por delante del Alcobendas (primero), BM Sanse (tercero) o BM Pozuelo (cuarto), con 343, 365 y 379 respectivamente.

No obstante, será una tarea reparar el agujero defensivo, el cual les ha condenado en más de un partido, puesto que con 334 goles encajados caen hasta la séptima plaza. Asimismo, han vuelto a hacer del Pabellón de la Fuensanta un auténtico fortín, manteniéndose invictas en lo que va de curso (tan solo han concedido un empate a 22 frente al BM Bolaños), y consiguiendo triunfos importantes como ante el Alcobendas (18-17) o contra el cuadro de San Sebastián de los Reyes (33-28). De esta forma, el objetivo volverá a ser el de estar en la zona de arriba para obtener una plaza en la fase de ascenso a la máxima categoría nacional, mientras siguen manteniéndose como una rara avis en la Copa de la Reina 2018, torneo en cuya segunda ronda han quedado encuadradas con el Canyamelar Valencia de la máxima categoría, siendo a su vez el único superviviente de la División de Honor Plata.

El próximo domingo (13:00) regresan a su feudo para recibir al CB Getasur, equipo que actualmente ocupa la décima posición, y que pugna por alejarse en la medida de lo posible de la zona de descenso. Además, las madrileñas ya consiguieron poner contra las cuerdas a las de Paco Bustos en el partido de ida, que acabó decidiéndose para el Adesal por un ajustado 22-23. El reto por tanto será seguir aspirando a lo más alto.

Etiquetas
stats