¿Os acordáis de lo que pasó aquí?

Loureiro, ante Las Palmas en la primera vuelta | ÁLEX GALLEGOS

El fútbol tiene estas cosas. El Córdoba, mentalmente en Segunda B desde hace semanas, podría dar con sus huesos en la categoría de bronce de manera matemática si pierde ante la Union Deportiva Las Palmas en el estadio Gran Canaria, donde hace apenas cinco años abrió las puertas de la Primera División después de más de cuatro décadas con uno de los finales de partido más delirantes de la historia del fútbol español. De aquellos tiempos ya no queda nadie en el Córdoba, que a día de hoy vive con otros códigos y comportamientos. Y, desde luego, en una realidad bastante más cochambrosa. Retrasar el descenso matemático y pelear para no batir récords que le señalen como el peor equipo blanquiverde de todos los tiempos son los objetivos por los que pelea -es una manera de hablar- este equipo, que ya no lo es y que quizá nunca lo fue realmente.

La presencia del joven Chuma -apodo deportivo de Rafael González, de 21 años- es la gran novedad en la expedición blanquiverde. El delantero llegó desde la Lebrijana después de haber pasado por las divisiones de base del Sevilla FC y ha sido una pieza referencial en el filial de Marrero en el grupo X de la Tercera División. Se perfila como el sustituto de Andrés Martín, que está en el escaparate y listo para la venta después de haber protagonizado una historia similar: remedio casero y barato en tiempos de crisis. La del Córdoba es brutal y afecta a todas las esferas, desde la deportiva hasta la institucional. Esta semana hubo incluso un comunicado de la AFE en el que las plantillas de jugadores cordobesistas -primer equipo, filial y femenino- denunciaban la situación de tres meses de impagos. Un disparate absoluto.

El extremo Jaime Romero y el delantero Carrillo, ambos lesionados, no viajaron con la expedición cordobesista a Las Palmas. Menéndez, fijo en el lateral izquierdo, se cayó de la citación tras el último entrenamiento. Tampoco lo hicieron, por decisión técnica,los habituales Manzambi, Quezada y Blati, ni tampoco el central Álex Quintanilla, que figura entre los que más minutos han disputado en la presente campaña. Los veteranos Miguel Flaño y Federico Piovaccari, que podrían ser titulares, regresan al grupo. Navarro hará algún experimento tras la baja de Menéndez, situando quizá a Fernández en la banda izquierda. En punta, es probable que entre Piovaccari en lugar de un Andrés que estuvo tocado durante la semana y al que seguramente se pretenda proteger para evitar una lesión que frustre la venta. Quién sabe. Los planes de pizarra son ya absolutamente secundarios en un Córdoba que ya dijo todo lo que tenía que decir.

"Si perdemos estaré muy triste y me gustaría darle a un botón para que pasáramos directamente al 30 de junio", dijo Rafa Navarro en su última comparecencia ante los periodistas como entrenador de Segunda. La próxima lo podría hacer ya como gestor a su pesar de un plantel ya en Segunda B, descendido a pulso por una nefasta gestión en todos los órdenes. En Las Palmas le espera un equipo deprimido, que pretendía luchar por el ascenso pero que aún no ha asegurado matemáticamente la salvación. Al frente está Pepe Mel, quien ya piensa más en el año que viene. Y en la punta Rubén Castro, ese crack de las áreas que decían que iba a fichar por el Córdoba cuando hace un año, al calor de una salvación milagrosa, se descorchaban botellas de champán en los vestuarios de El Arcángel.

ALINEACIONES PROBABLES

LAS PALMAS: Josep Martínez, David García, De la Bella, Eric Curbelo, Lemos, Dani Blum, Javi Castellano, Cristian Cedres, Ruiz de Galarreta, Araujo y Rubén Castro.

CÓRDOBA: Marcos Lavín; Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Loureiro; Bodiger, Aguado; Javi Lara, De las Cuevas, Alfaro; y Piovaccari.

ÁRBITRO: Moreno Aragón (Comité Madrileño).

CAMPO Y HORA: Gran Canaria, 20:00.

Etiquetas
stats