Acento cordobés en la nueva conquista del continente del Sevilla

Alfonso Pastor posa con la sexta UEFA Europa League del Sevilla.

Final que juega, final que gana. Es implacable con sus rivales. Aun cuando deba sufrir para alzarse con el triunfo. Lo cierto es que el Sevilla no falla a la hora de conseguir la UEFA Europa League cuanto tiene opción de hacerlo. Un hecho del que diera muestra una vez más el viernes al imponerse a todo un histórico del fútbol continental como es el Inter de Milán (3-2). Se trata del sexto título de esta competición que obtiene el club hispalense, que en esta ocasión alcanza para sumar a sus vitrinas en Colonia. Ciudad alemana ésta en la que además hubiera presencia cordobesa. Porque de la provincia son el técnico analista José Antonio Romero, el preparador Antonio Muñoz -en función de readaptador- y el portero Alfonso Pastor, del segundo equipo de Nervión. Además, la celebración la disfruta María de la Paz Aguilar como componente de la dirección deportiva de la entidad del Sánchez Pizjuán.

El estadio Rhein Energie acogió el viernes el partido decisivo de una UEFA Europa League que, como otros campeonatos, resultó extraña por las circunstancias efecto de la pandemia de Covid-19. Tras un parón, el torneo regresó recientemente con sede única en Alemania. Precisamente en la ciudad germana de Colonia encaró el Sevilla la final por el título, con el que se hizo después de vencer no sin esfuerzo al Inter. Lukaku adelantó a los italianos a los cinco minutos pero enseguida respondieron los andaluces por mediación de Luuk de Jong, que superada la media hora logró adelantar al equipo de Julen Lopetegui. La alegría de los hispalenses no duró demasiado pues casi acto seguido empató Diego Godín. Así, hubo que esperar hasta el 74 para que el autor del primer tanto de la noche viera puerta. Aunque lo hizo en su propia meta. Con el 3-2 en el tanteador se desató la locura en Colonia y en la vecina capital.

Sobre el césped del Rhein Energie hubo tres cordobeses. Uno de ellos con pasado en el Córdoba por si fuera poco. Este primer protagonista es José Antonio Romero, que desempeña labores de técnico analista en el cuerpo técnico del cuadro de Nervión. El que fue también supervisor de detalles para el conjunto blanquiverde de 2017 a 2019, así como hijo del técnico de mismo nombre y que lo fuera de los califales en la base y del primer equipo en Primera, pudo besar el sexto título de UEFA Europa League en Colonia. Lo mismo hizo otro hombre de la provincia, cuyo nombre quizá suene menos pero con importancia dentro de la escuadra sevillista. Más que nada porque es uno de los encargados de mantener en plena forma a los jugadores. Se trata del preparador Antonio Muñoz, natural de Doña Mencía y que ejerce la función de readaptador físico en el organigrama liderado por Julen Lopetegui.

También pudo posar con el trofeo un tercer cordobés, que acudió a Alemania con la expedición hispalense. En este es Alfonso Pastor, portero del filial del Sevilla y uno de los grandes talentos de futuro de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros en la actualidad. El guardameta natural de Bujalance, perteneciente a la generación de otro futbolista de la tierra como es Antonio Blanco, vivió en primera persona la victoria ante el Inter de Milán. Pero la nueva conquista del continente por parte del club de Nervión contó con otra persona de la provincia, si bien con menos presencia ante las cámaras. Y tiene firma femenina, ya que se trata de María de la Paz Aguilar, una de las claras referencias de Córdoba en el panorama del trabajo técnico en dirección deportiva. A la del conjunto del Sánchez está adherida desde hace ya unas cuantas temporadas.

Etiquetas
stats