25 años de El Arcángel: un cuento con mucha historia

Vista aérea de El Arcángel | MADERO CUBERO

Entre el gol que Valentín le marcó al Recreativo y el que firmó el sábado pasado Jaime Romero frente al Extremadura ha transcurrido mucho tiempo: 25 años se cumplen hoy. El Arcángel se bautizó con el Córdoba metiéndole cuatro al Decano onubense (4-0) y celebró sus bodas de plata con otra goleada (4-2) al Extremadura. En 1993, los blanquiverdes estaban en Segunda B; a día de hoy, ocupan puesto de descenso a esa misma categoría. Y el estadio, después de un buen puñado de remodelaciones y parcheos, sigue sin terminar por completo. No hay más que echar un vistazo desde la autovía. Una instalación emblemática enseñando la parte menos agraciada y esperando que le tapen las vergüenzas aunque sea con una lona. El Arcángel (1993-2018), un cuento de nunca acabar... con mucha historia detrás.

Durante esos 25 años, el Córdoba ha disputado en El Arcángel -hay quienes le siguen llamando Nuevo Arcángel, aunque ya tenga su edad- un total de 562 partidos oficiales, según los datos de @laligaennumeros. Esta cantidad se desglosa en 258 victorias, 157 empates y 147 derrotas, con 814 goles marcador y 588 encajados. El cuadro cordobesista ha sido protagonista de encuentros en las tres primeras categorías: Primera División (una sola temporada, la 14-15), Segunda División (17 temporadas) y Segunda B (8). También hubo noches memorables en la Copa del Rey -aquella visita del Barcelona de Messi el 12-12-12 que movilizó a toda la ciudad- y el aliño puntual de acontecimientos como la única visita de la selección española absoluta en 2001, un 1-0 frente a Japón con Camacho en el banquillo y Paco Jémez de central en la Roja. El cordobesismo vio descender a su equipo de modo doloroso -a Segunda B en 2005 con un 3-4 ante el Valladolid y a Segunda en 2015 con un 0-8 frente al Barcelona- y también paladeó el inigualable sabor de una salvación en la jornada final del cuarto pasado, con un 3-0 ante el Sporting de Gijón.

¿Recuerdan el primer partido? En el palco, Rafael Gómez. En el banquillo local, un mito de los años dorados de Primera, Luis Costa. Quince mil hinchas abarrotando el graderío -de irregular diseño, con zonas en las que colgaban los pies de los aficionados- y un adversario de rango: el club más antiguo del fútbol español, un Recreativo de Huelva que compartía vecindad con los cordobesistas en una Segunda B que vista con la perspectiva del tiempo era un campeonato de un nivel muy superior al actual. El Córdoba formó con Lobato, Ortega, Luna Eslava, Algar, Ballester, Herrero, Valentín, Ortiz, Carrasco, Nandi y Loreto. Paco Pérez y Cuxart salieron en la segunda parte y marcaron Valentín, Nandi y Loreto, que rubricó un par. Una tarde noche feliz. Un 4-0 que abría una nueva era y tal y tal... El Córdoba terminó séptimo ese año y el campeón fue el Extremadura.

El Arcángel se abrió con grietas y costurones y ahí sigue, tirando con reparaciones urgentes y soluciones cosméticas para darle una apariencia aceptable. El último cambio en la propiedad, con la llegada de Jesús León, trajo consigo inversiones que se añadieron a las acometidas después del ascenso a Primera en 2014 por parte de Carlos González. El aspecto tenebroso en las entrañas del estadio ha variado y la instalación ha experimentado mejoras, aunque sigue siendo objeto de debate permanente y arma arrojadiza en la trifulca política. El Estadio Municipal El Arcángel cumple los 25 con muchas cicatrices y un mensaje en el aire: esta casa (la de todos o la de otro, según sople el viento) es una ruina. La nuestra.

Etiquetas
stats