'The End' a la temporada de cine de verano con aumento de espectadores

Espectadores haciendo cola en el cine de veranol Coliseo de San Andrés | MADERO CUBERO

Los cines de verano de Córdoba capital han despedido la temporada 2018 entre aplausos. Más aplausos, además, que el año pasado, puesto que el número de espectadores ha subido casi un 14 por ciento durante los 97 días que se han proyectado películas bajo la luz de la luna estival en los cuatro espacios con los que cuenta la capital.

El Coliseo San Andrés, el Olimpia, el Fuenseca y el Delicias han sumado más de 83.000 espectadores, frente a los algo más de 72.000 del año 2017. Un crecimiento que, según Martín Cañuelo, director de estos cuatro espacios, tiene dos padres: el clima y la selección de las películas.

En términos generales, Cañuelo considera que las condiciones climatológicas, con un verano suave especialmente en junio y julio, pueden explicar parte del éxito de esta temporada. Aunque no todo, si se atiende a que agosto y septiembre, la recta final del verano, están siendo todo lo contrario. Por tanto, para Cañuelo, lo que más ha pesado ha sido la selección de películas, en las que ha primado “la calidad y la comercialidad”.

El indiscutible hit de este año ha sido Campeones, de Javier Fesser, la película seleccionada por España para competir en los Oscar ha ido creciendo entre el público de modo que se ha mantenido en alguno de los cuatro cines de verano durante casi 50 días consecutivos, todo un récord. En general, ha sido una buena temporada para el cine español, y más concretamente para la comedia.

Títulos como Perfectos Desconocidos, La Tribu o Yucatán han funcionado especialmente bien este año, al igual que La Librería, que fue la película que triunfó en los Goya. Los oscars, especialmente la ganadora La forma del agua, también han funcionado bien bajo la luz de la luna y entre olor a jazmín.

Aunque, si el verano pertenece a alguien, esos son los más pequeños, y los cines de verano no son una excepción. El cine infantil y familiar ha vuelto a ser uno de los principales puntales, según señala Cañuelo, que añade que, al mismo tiempo, se siguen consolidando otros públicos más cinéfilos. A ellos se les ha permitido esta temporada asistir a estrenos en exclusiva que no habían pasado por ninguna sala de Córdoba con anterioridad, así como reposiciones como El Padrino.

En definitiva, Cañuelo se ha mostrado contento con el resultado de una temporada que, “con una programación variada, ha sido tanto del gusto general como de los cinéfilos”. 97 días de cine al aire libre que se han fundido a negro antes de que el verano diga en Córdoba su última palabra -The End-. Quién sabe si, como con los caracoles, ya va siendo hora de alargar la temporada el año próximo.

Etiquetas
stats