'La Sole': la actriz cordobesa Teresa Rivera hace las Américas

Teresa Rivera en una imagen promocional de 'La Sole'.
La intérprete estrena su última obra en la Córdoba argentina antes que en su propia ciudad

Vale. Bien. La crisis nos golpea a todos. Las cosas van mal. Pero es que en determinados gremios, la verdad, nunca han ido muy boyantes. Como en el mundo de la escena. En ese gremio de dramaturgos, escenógrafos, directores y actores, ha habido más tradición de dar el salto al otro lado del charco y probar suerte con nuestros primos de Latinoamérica. Y los profesionales de Córdoba no son una excepción. Uno de los últimos casos es el de la actriz Teresa Rivera, de Maltrago Teatro, que acaba de regresar de Argentina, donde ha estado girando con su obra La Sole.

"Una mujer sola recorre la escena. Un espacio austero, una habitación en donde ella desarrolla un diálogo con la soledad. Ella y su bata. Ella sueña con ser famosa, reflexiona, da instrucciones para llorar, recuerda y comparte su infancia, recuerda el amor, encuentra la amistad, se asusta y se vuelve folclórica". El arranque de la sinopsis ya invita a asomarse al escenario. Y el público de la Córdoba argentina y Buenos Aires, lo ha hecho con gusto.

"Me parece hermoso, y a la vez contradictorio, haber estrenado antes La Sole en la Córdoba de allí que en mi propia tierra", se lamenta la actriz. ¿Qué oportunidades tiene de llevar esta obra a su Córdoba? "Pues oportunidades hay, lo único es que no hay interés en que se vea La Sole en Córdoba. Hay interés, pero no de las Instituciones", explica. Y desgrana: "Ya he presentado el proyecto varias veces: para la Noche Blanca de Flamenco, para Cultura en Red del Ayuntamiento, para el Circuito de Diputación, al Teatro Avanti, al Teatro Góngora, a la Feria de Palma del Río…". No hubo suerte. Pero, va a seguir intentándolo, "soy una persona paciente".

Mientras tanto, la obra ha cosechado éxitos en Argentina. Y no es raro que el público captase algo especial, ya que el 50% de La Sole es bonaerense. Nos lo cuenta Teresa: "Conocí a la actriz, directora y coreógrafa Valeria Alonso en 2009 en Madrid, haciendo una audición para el espectáculo Boyfriend de su compañía La Cabra. Ella es argentina, de Buenos Aires. Quedé elegida para hacer el espectáculo y ahí empezó todo. Iniciamos una relación profesional que me llevó a proponerle la dirección y creación conjunta de La Sole, espectáculo que estrenamos en Madrid en 2011". Entonces, el crítico de El País Roger Salas escribió esta reseña en el periódico.

Cruzar el Atlántico, por tanto, era natural. "Siempre estaba la idea, el sueño de ir a Buenos Aires con La Sole. Experimentar y tener la vivencia de actuar para otra cultura, otro país, es algo que me inquietaba, que quería y tenía que hacer. Ir a Argentina tenía todo el sentido del mundo", cuenta la actriz. Y este año, al fin, se dieron todas las condiciones para ir. "Y no me lo pensé. Me saqué el pasaje, hablé con Valeria y a Buenos Aires que me fui".

La pareja actuó en el Centro Cultural de España en Córdoba; en Buenos Aires lo hizo en el Centro Cultural Ricardo Rojas y en el Teatro del CIC. "También hemos contado con la colaboración del Centro Cultural de España en Buenos Aires en nuestra aventura por tierras argentinas".

En Argentina, Teresa Rivera ha encontrado un respeto singular por la profesión de actor. "Porque hay más tradición y cultura teatral. Hay muchos teatros y se hace mucho teatro. La gente convive de manera más natural con el teatro que aquí en España", reconoce. Aunque las condiciones laborales le recuerdan "bastante" a lo que ahora hay en España. "Vas a porcentaje de taquilla y la promoción del espectáculo la tienes que hacer junto con las salas. Lo que sí puedo afirmar es que los espacios están muy cuidados y tienen dotación técnica para desarrollar en buenas condiciones tu espectáculo".

La experiencia no ha hecho que Teresa se quede en Argentina, pero reconoce que "estamos viviendo una época de emigración en general, y claro está, nuestra profesión no se va a salvar. Y más, tal y como está el patio…". Y la opción de Latinoamérica se antoja como la más lógica, "por la facilidad del idioma, además de por la belleza de sus tierras. Este pensamiento es un sentimiento mío: si yo me fuera sería por ambas razones", asegura.

Mientras tanto, Teresa sigue siendo optimista. Incluso con su profesión. Incluso, con su profesión en España. Y propone una receta sencilla y complicada a un tiempo: "Todo proceso de cambio es difícil e inquietante, pero a la vez te permite experimentar y arriesgarte, dos conceptos bastante olvidados en este país. Hay que trabajar, tener paciencia y confiar. Hay que crear y producir nuevos modelos. En ello estamos. Crear y producir; crear y producir y tener solvencia económica. Casi ".

Casi .

Etiquetas
stats