Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

‘El Rayo’: de Nueva Carteya al Festival de San Sebastián

.

Marta Jiménez

0

[vimeo id=“71007033” width=“620” height=“349”]
Una coproducción andaluza rodada en su mayoría en la provincia de Córdoba participa en la sección 'Nuev@s Director@s' del festival donostiarra

El Rayo significa varias cosas. El debut en el largometraje de sus directores, Fran Araujo y Ernesto de Nova; la historia real de Hassan llevada al cine, un marroquí que decide volver a su tierra desde la Mancha a lomos de un tractor; y, por último, El Rayo es el nombre de dicho tractor. El paisaje de Montoro, Bujalance y el pueblo de Nueva Carteya, patria de los abuelos de De Nova, forma parte de esta entrañable road movie a 30 kilómetros por hora.

La cinta, que participa en la sección Nuev@s Director@s del festival donostiarra –en donde un total de dieciséis películas producidas en trece países y de “temáticas del momento actual” compiten por el Premio Kutxa dotado con 50.000 euros- se estrenará en Córdoba el próximo octubre en el Festival de Cine Africano.

Se trata de “la historia de alguien que ha renunciado a creer en el sueño occidental”, según sus creadores, y parte de un hecho real: los tres viajes que Hassan realizó de España a Marruecos en tractor. Todo comenzó cuando una tía abuela de De Nova vendió un viejo tractor al marroquí y éste decidió llevar en vehículo a su país después de trece años como inmigrante en España, donde ya no encontraba trabajo a causa de la crisis.

La historia atrajo tanto a los dos cineastas, según contaban el martes por mañana en un coloquio con espectadores en el Kursaal 2, que decidieron hacer del viaje de Hassan su opera prima, seguirle en su aventura por las carreteras que separan Cózar (Ciudad Real) de Algeciras, y en el barco con el que iba a cruzar el Estrecho.

Pero descartaron hacer un documental de manera estricta y escribieron un guión, en el que se alternan los sucesos improvisados con la intervención de personajes reales que tuvieron que aprender un papel para interpretarse a sí mismos. La mayoría son del pueblo cordobés de Nueva Carteya, tierra de los abuelos de De Nova y donde se rodó gran parte del metraje.

Así, el mecánico que le repara el tractor, el hombre que le presta ayuda con su moto o los guardias civiles que le van parando por carreteras por las que está prohibido circular a los vehículos agrícolas se convierten en actores y dan, en unos casos más que otros, una buena dosis de autenticidad a la trama. Los espectadores donostiarras del martes reían con un acento carteyano que muchos no entendían –al igual que pasa con otros muchos acentos hispanos- y algunos bromeaban sobre la inclusión de subtítulos, al igual que aparecían cuando Hassan hablaba árabe.

“La clave de cualquier improvisación es tenerlo todo muy bien preparado. Queríamos tener muy clara la historia para luego poder aprovechar lo que pasara y hacer cambios. Íbamos todo el tiempo ajustando el guión”, explica Araújo.

El Rayo se rodó en varias fases entre 2011 y 2012 y es una coproducción hispanolusa en la que participa la productora sevillana Dos de Catorce, con el cordobés Guillermo Rojas como productor. La película cuenta con el apoyo del ICAA, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, el Gobierno de Castilla La Mancha, y Canal Sur Televisión. La idea es que ahora viaje ahora por festivales y que termine llegando a las salas comerciales.

Etiquetas
stats