Villa romana de Fuente Álamo | MADERO CUBERO

El alcalde de Puente Genil (Córdoba), Esteban Morales, y la concejala de Turismo, Ana Carrillo, han recogido en la noche de este jueves, de manos de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el distintivo Q de Calidad Turística con el que el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha reconocido al yacimiento arqueológico Villa Romana de Fuente-Álamo, siendo el segundo yacimiento español en obtenerlo.

El acto ha tenido lugar en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, en el transcurso de la Noche Q 2023, en la que se han otorgado diferentes certificaciones a administraciones, instituciones y establecimientos que han hecho de la calidad turística su principal seña de identidad.

De esta forma, la Villa Romana de Fuente-Álamo ha conseguido el distintivo que se otorga a aquellos establecimientos turísticos que cumplen unos mínimos requisitos específicos exigidos en el Sistema de Calidad Turístico Español (SCTE), en cuanto a prestación de servicio. El objetivo de esta certificación de calidad turística es conseguir la satisfacción de los clientes a través de los servicios prestados o los productos ofertados.

Además se apuesta por la mejora continua para poder ofrecer siempre el mejor de los servicios, tratando de superar las expectativas de los clientes con los recursos de los que disponen en los establecimientos. Gracias a esta certificación de calidad se transmite profesionalidad y fiabilidad a los clientes.

La Villa Romana de Fuente-Álamo se ha propuesto ser un referente del turismo histórico, cultural y, por supuesto, arqueológico, razón por la cual desde hace unos años viene trabajando en la implantación de un sistema de calidad con el objetivo de ofrecer un mejor y mayor servicio al visitante.

Mejoras

Para conseguir la certificación de Q de Calidad han sido necesarias una serie de actuaciones que conllevaban la mejora de diferentes aspectos en el yacimiento. En el apartado de accesibilidad, se ha adquirido un sistema de oruga para salvar desniveles en el yacimiento, para aquellas personas con discapacidad física.

En el plano sensorial, y en referencia a las personas sordas o ciegas, se han implantado paneles interpretativos, tanto de explicación del yacimiento, como de señalización básica de emergencias, con sistema de lectura en braille, así como subtítulos en audiovisuales que conllevasen una mayor comprensión del yacimiento.

En cuanto a las actuaciones de mejora de la accesibilidad lingüística y para que el idioma no fuese una barrera en la comunicación e interpretación del yacimiento, se ha procedido a la remodelación de los sistemas audiovisuales ofreciendo al visitante la posibilidad de escuchar o leer en inglés o francés las nuevas audioguías, así como el video que se visualiza en el centro de visitantes, como primera toma de contacto y situación del lugar en el que se encuentra.

Seguridad e información

Por otra parte, la mejora de la seguridad del visitante, para la obtención de la Q de Calidad, implicaba una nueva señalización de emergencia, así como la actualización del plan de evacuación. Ambas mejoras se han implementado durante el pasado año.

Las últimas remodelaciones en el yacimiento, que han supuesto la ampliación de la zona visitable del mismo, hacían tambien necesaria e imprescindible para la obtención de la Q una revisión de los sistemas interpretativos (paneles y audioguías).

La instalación de nuevos paneles y un aumento del número de audioguías que englobasen el total de las zonas visitables, ha supuesto un paso más en la calidad del servicio que se ofrecía. Todo ello se ha complementado con una web donde el visitante puede obtener toda la información necesaria que requiere para realizar o reservar una visita al yacimiento.

Etiquetas
stats