Hallan una gran alberca de época omeya en las obras del acceso a Orive

Salvador Fuentes, con los técnicos, en la zona.

Sorpresa en Capitulares. Las obras de construcción de un acceso peatonal entre la calle Capitulares y el Huerto de Orive han dado con un espectacular hallazgo arqueológico. Este miércoles, el teniente de alcalde de Urbanismo, Salvador Fuentes, y el jefe de Arqueología de la Gerencia, Juan Murillo, han detallado el hallazgo que se ha producido a mediados de agosto en la zona durante unos trabajos que, no obstante, no se van a paralizar.

En concreto, el hallazgo consiste en una alberca con probable origen omeya (del siglo IX aproximadamente) junto a una serliana (un recurso arquitectónico muy utilizado durante el Renacimiento). El hallazgo se ha producido en una de las zonas expropiadas a la orden religiosa de los dominicos que mantienen sus instalaciones junto a la iglesia de San Pablo.

La arqueóloga que ha trabajado en el hallazgo ha sido Maribel Gutiérrez. Por su parte, el jefe de Arqueología del Ayuntamiento de Córdoba ha explicado de manera detallada la historia y las hipótesis sobre este descubrimiento: “Sabemos por fuentes árabes que en esta zona frente a la puerta de Hierro, lo que es la embocadura de la calle Alfonso XIII, se alzaba la almunia de Abdalah pero no teníamos ninguna constancia. Cuando se excavó y vimos el circo, supimos que encima de él había restos de época omeya y un barrio de época almohade. Planteamos la hipótesis de que ese barrio se había urbanizado sobre los terrenos de la antigua almunia, un palacio que poseía muchos jardines, huertos y por supuesto agua”. De ahí el origen de la alberca. 

El estanque encontrado está modulado en codos, que es una medida omeya, y sería el encargado de regar los huertos. La alberca hacía de cimientos para el siguiente hallazgo que detalló Juan Murillo. En principio, ese muro se habría usado como un elemento teatral y estaría compuesto por un vano central y dos laterales laterales con un podium. Estos vanos estaban abiertos tal y como se popularizó en la etapa del Renacimiento, en una construcción que se denomina serliana (en alusión al arquitecto Serlio). Cómo determinó el jefe de Arqueología del Ayuntamiento, “este es un monumento renacentista de importancia fundamental y lo que funciona como cimiento es la alberca”.

El proyecto seguirá su transcurso para cumplir con el plazo establecido y tiene pendiente incorporar este hallazgo una vez que haya sido evaluado arqueológicamente para poder encajar esta alberca como el fin que tuvo al ser construida, “una mirada profunda hacia el patio”.  

En este contexto, Fuentes ha asegurado que el hallazgo de los históricos elementos arquitectónicos no supondrá la paralización de las obras, que se iniciaron a mediados del pasado junio y que tienen un plazo de ejecución de seis meses, con un presupuesto de 458.554 euros, que cuenta con financiación de la Unión Europea (UE).

Así, según ha subrayado el también presidente de la GMU, “el proyecto y la obra no se van a parar” por dichos hallazgos, aunque, eso sí, “se van a integrar, y lo haremos en una segunda fase”, pues se van a “restaurar”, pero la cuestión es que “no podemos perder ni un minuto”, para así mantener la financiación europea, que exige la ejecución y justificación del dinero invertido en un plazo concreto.

Ahora, según ha precisado Fuentes, se ha hecho “esta parada” en las obras para “ver el alcance de lo que hemos encontrado y, a partir de ahí”, los elementos históricos que han aparecido serán objeto de intervención en “una segunda fase, una vez que esté” concluido el proyecto de conexión peatonal, determinándose “qué tratamiento se le da a la alberca” y a los restos conventuales, teniendo ya clara la integración y restauración de la serliana.

Etiquetas
stats