El Cabildo rescata su intervención en todo el muro norte de la Mezquita en el plan director del monumento

La consejera de Cultura y el obispo de Córdoba, este miércoles

Entre 2001 y 2003, la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía encargó la redacción de un plan director de la Mezquita Catedral de Córdoba a sus arquitectos conservadores. El plan nunca llegó a estar en vigor por diversas cuestiones. Entre ellas, la más importante fue el plan del Cabildo para intervenir en todo el muro norte del monumento, el que da al Patio de los Naranjos. Este miércoles, el Cabildo ha presentado el proyecto del nuevo plan director, que ha redactado en los últimos tres años y que ha entregado a la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, en un acto oficial en el interior del Palacio Episcopal.

En ese plan, el Cabildo rescata como "intervención prioritaria" la actuación en toda la fachada norte, la misma en la que se incluyen las cuatro celosías de Rafael de la Hoz, una de ellas retirada (una acción anulada por los tribunales) para facilitar la entrada y salida de procesiones durante la Semana Santa. El plan de 2001 y 2003 preveía una intervención de retranqueo en todas las capillas del muro norte, algo que nunca gustó a los técnicos de la Junta de Andalucía. Ahora, el portavoz del Cabildo, José Juan Jiménez Güeto, ha insistido en que no hay proyecto de obra concreto, sino que se hará "lo que nos digan los técnicos". En este proyecto, la intención del Cabildo es solucionar definitivamente el capítulo de la celosía.

La Mezquita de Córdoba es el único gran monumento de Andalucía que carece de un plan director, donde deben recogerse los usos y funciones. La Unesco fijó en 2008 unas directrices por las que los monumentos declarados Patrimonio Mundial, como era el caso de la Mezquita-Catedral, debían contar con "un plan de gestión para conservar el valor universal del bien".

La Junta llegó a redactar un plan director para la Mezquita a principios del siglo XXI, pero nunca llegó a entrar en vigor. El plan director fue redactado por los dos arquitectos conservadores del monumento, Gabriel Ruiz Cabrero y Gabriel Rebollo. La Junta lo devolvió por una serie de "deficiencias" pero el documento nunca regresó a la administración, por lo que jamás fue aprobado y lógicamente ya ha quedado "obsoleto", explicó Patricia del Pozo en sede parlamentaria. La consejera lo ha recibido este miércoles de manos del obispo, Demetrio Fernández.

Ahora, la Junta de Andalucía iniciará sus trámites correspondientes. Los técnicos de la Delegación Provincial de Cultura evaluarán el documento, al que aportarán o quitarán cuestiones. Se abrirá posteriormente un periodo de alegaciones y exposición pública antes de su entrada en vigor. Los plazos se desconocen, pero serán de varios meses como mínimo.

El Cabildo prevé un plan de intervenciones en el monumento durante los próximos diez años, que ha presupuestado en un total de 25 millones de euros. La institución, a través del plan director, ha elaborado un cronograma de esas intervenciones. Así, las ha marcado como urgentes, prioritarias y necesarias. La intervención en el muro norte de la Mezquita Catedral están considerada como "urgente", según explicó uno de los redactores del plan, Sebastián Herrero. Así, las obras urgentes se desarrollarán en un primer trienio, las prioritarias en el segundo y las necesarias en el tercero.

Entre las actuaciones urgentes también está una intervención en la Maqsura de la antigua mezquita aljama, que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión de Patrimonio, o la restauración de la Capilla Real, el lugar donde se llegaron a enterrar varios reyes. Se continuará además trabajando en la restauración de fachadas, en las puertas y se intervendrá en las cubiertas.

El portavoz del Cabildo, José Juan Jiménez Güeto, insistió en que "lo mejor" para solucionar la reposición o no de la celosía de Rafael de la Hoz es encajar el proyecto en la restauración del muro norte de la Mezquita. Preguntado sobre la sentencia del Supremo que anuló el permiso para retirarla, Güeto insistió en que "es importante recordar que el Cabildo ha actuado según la ley", ya que recibió los permisos de la Comisión de Patrimonio de la Junta y la licencia de la Gerencia de Urbanismo. "Somos muy cumplidores y haremos lo que nos diga la ley", expresó.

Sobre el uso actual de la puerta, Güeto no quiso resolver la duda sobre si las procesiones podrán acceder al monumento por ella durante la próxima Semana Santa. Así, insistió en que "aún es pronto" y destacó que el Cabildo sobre el asunto tiene la misma información que los medios de comunicación.

Más intervenciones

Por otra parte, el plan director también prevé la construcción de un nuevo edificio para albergar el archivo de la Catedral. El lugar elegido es el solar propiedad del Cabildo en Ronda de Isasa, junto al Centro de Recepción de Visitantes. La institución ya ha iniciado los trámites para comenzar a trabajar.

Durante la presentación, Sebastián Herrero detalló todas las intervenciones previstas en el monumento y recogidas en el plan director. Así, identificó hasta 2.100 fichas de bienes muebles en los que se trabajará y en la digitalización de todo el patrimonio documental.

Sobre el propio edificio, anunció la instalación de sensores para detectar en todo momento el control ambiental del monumento, la luz ultravioleta que reciba y la biosensibilidad del mismo. "Queremos minimizar futuros deterioros", dijo. Así, se revisarán las maderas de la techumbre dos veces al año. "El objetivo es que tengamos que restaurar solo lo imprescindible", planteó. También se inspeccionarán la custodia del Corpus y la imagen de la Virgen de Villaviciosa.

Sobre arqueología, se seguirá adelante con la reexcavación del trabajo de Félix Hernández y se hará "un nuevo registro de todo el patrimonio arqueológico" del monumento.

En el plan director se incluye también que el Patio de Carruajes del Palacio Episcopal será el Centro de Recepción de Visitantes de la Mezquita Catedral. Se propone también que acoja una colección para exponer todos los bienes de la Mezquita con una "programación adecuada".

Eso sí, el plan director establece como "prioridad" el "uso religioso", algo que, aseguran, es lo que ha permitido la conservación del edificio. Así, insisten en mantener el paso de las procesiones, la actividad litúrgica y todo tipo de celebraciones en el interior del templo. Posteriormente estará el uso cultural y finalmente la visita turística, "con medidas para compatibilizar el flujo y el deber de la conservación de los acuerdos Iglesia-Estado".

"Queda claro que el órgano gestor es el Cabildo", dijo Herrero. El plan director plantea, por ello, que el Cabildo tenga una especie de órgano gestor, un "Consejo de Fábrica" para tomar las "decisiones técnicas" oportunas sobre el uso, rehabilitación y conservación del monumento.

La consejera asegura que la Junta "ha impulsado reuniones con el Cabildo"

Del Pozo ha explicado que la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico “ha impulsado reuniones con el Cabildo para que se elabore, se evalúe y apruebe el nuevo Plan Director. Un plan que no es el final de un proceso, sino el comienzo de una nueva e ilusionante etapa mediante acercaremos la sociedad a su patrimonio para que lo conozca mejor. Es un legado que podemos y debemos disfrutar, pero también un maravilloso regalo de las generaciones anteriores que tenemos la responsabilidad de preservar y transmitir a las generaciones venideras”.

La consejera, que ha estado acompañada en el acto por la viceconsejera de Cultura, Macarena O’Neill, por la delegada territorial de Cultura, Cristina Casanueva, y por el alcalde de la ciudad, José María Bellido, ha insistido “en la clara apuesta del Gobierno de la Junta de Andalucía por las ciudades patrimoniales, como Córdoba, y por la protección de los patrimonios mundiales con la redacción de los planes directores pendientes -requisito de la Unesco-”.

“Tras muchas reuniones y un trabajo de consenso y colaboración, ahora, una vez finalizada su redacción y presentado formalmente en este acto ante la Consejería, es el momento de que los redactores y nuestros técnicos examinen con detenimiento el documentado para su aprobación definitiva”, ha finalizado Del Pozo, que ha destacado su “satisfacción por el rigor y la ambición del Plan Director, que atiende a su patrimonio mueble e inmueble, pero también al arqueológico, al documental y bibliográfico y al inmaterial, representado éste por las procesiones, la música y los toques de campana”.

Etiquetas
stats