La Noche Blanca (y más calurosa) del Flamenco

India Martínez, en el escenario de la Noche Blanca | TONI BLANCO
Miles de personas toman las calles y plazas de Córdoba para ver los espectáculos flamencos en la octava edición de esta cita que contó con India Martínez, El Pele, Dorantes, Farruquito, Estrella Morente y Lin Cortés, entre otros

Todo se repitió tal y como se esperaba. Mucha gente. Mucho fuente. Y mucho calor. La Noche Blanca del Flamenco congregó a miles de personas toman las calles y plazas de Córdoba para ver los espectáculos flamencos en la octava edición de esta cita. La Corredera, las Tendillas, el Potro, el Patio de los Naranjos o el entorno del Puente Romano se convirtieron en multitudinarios tablaos para el cante, el baile, el toque y el cante.

La edición de este año estuvo dedicada al guitarrista y compositor Manuel Molina, recientemente fallecido (aunque se repartieron algunos confusos abanicos en los que erróneamente se mencionaba que el homenaje era para Miguel de Molina, aunque aparecía la foto de un tercer cantante: Antonio Molina) . El homenaje consistió en la proyección de imágenes del artista de Triana y continuó con una breve actuación de Manuel Moreno Maya El Pele, que interpretó algunas letras en memoria del genial poeta. El acto contó con la presencia de su hija, Alba Molina.

Tras el homenaje, la noche continuó en Las Tendillas con el espectáculo Dos cabezas… pa un sombrero, que contó con la presencia del pianista David Peña Dorantes, el cante de El Pele y el baile de Juan Fernández Farruquito, que asistió por primera vez a la Noche Blanca del Flamenco y subió a las tablas como artista invitado.

También fue la primera noche como alcaldesa de Isabel Ambrosio, que hoy hace una semana en el cargo. La nueva regidora apostó por conservar esta cita anual con el duende "pero también tenemos que conseguir que haya muchas noches así, más noches blancas a lo largo del año". En su primera Noche se encontró con la exalcaldesa de Córdoba y recién nombrada consejera de Cultura, Rosa Aguilar.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Pedro García, apostó por llevar la fiesta a los barrios y al extrarradio de la cuidada para próximos eventos. En un gesto político, los compañeros de Iu de García con representación municipal renunciaron a sus asientos reservados en la Noche Blanca para cedérselos "a la ciudadanía", señalan fuentes del partido.

La propuesta de flamenco en estado puro continuó con el bailaor cordobés Dani Navarro, que presentó su espectáculo Asómate en el entorno de La Calahorra. En el escenario de la Plaza de la Corredera actuó una de las figuras más esperadas de esta edición, la cordobesa India Martínez, que se reencontró con el público de su ciudad para interpretar en directo sus grandes éxitos y algunos de los temas de su último disco. Miles de personas abarrotaron la plaza.

La cantaora granadina Estrella Morente se subió al escenario del Patio de los Naranjos. Tras su paso por el Teatro de la Axerquía en la edición de 2012, la hija del maestro Enrique Morente volvió a la Noche Blanca del Flamenco con un espectáculo que se desarrolló en uno de los espacios con más duende de la ciudad y en el que hizo un recorrido por toda su carrera discográfica.

Dentro del apartado más vanguardista, destacó la actuación del artista cordobés Lin Cortés, que presentó su nuevo disco Gipsy Evolution en la Plaza del Potro a partir.

Etiquetas
stats