Para que la música no se vaya a ninguna otra parte

Músicos de la Orquesta tocando en la plaza de las Tendillas | MADERO CUBERO
Miles de personas abarrotan Tendillas al grito de “sí se puede” para apoyar la continuidad de la Orquesta de Córdoba que reúne a artistas y músicos de Andalucía en un gran concierto reivindicativo

Hace poco tiempo, en una galaxia muy cercana una orquesta luchaba por sobrevivir a los recortes del “imperio administrativo”. Para ello, organizó un concierto gratuito en la plaza de las Tendillas. Miles de personas asistieron y, al grito de “sí se puede”, apoyaron su causa. Es por esto que el primer tema de ese concierto fue la mítica apertura de “La Guerra de las Galaxias”, de John Williams. Referencia obligada en una mañana en la que hubo mucha música, pero también mucha queja y ganas de lucha.

“Con lo que gana un futbolista en pocos meses se rescata a las orquestas de toda Andalucía”, señalaba Inma Muñoz, violinista y profesora del Conservatorio que ayer acudió a mostrar su apoyo a sus compañeros, como decenas de músicos de toda Andalucía. “La crisis económica sirve para quitar hojarasca como algunos consideran la Cultura. La subida al 21% del IVA se puede calificar como la del Impuesto de la Venganza Añadida”, indicaba un indignado Juan Luis Pérez, director de orquesta, o Manuel Hernández Silva, exdirector de la orquesta de Córdoba, que reclamó “que Córdoba no pierda este tesoro. Es una obligación que esto siga”.

Al son de aplausos y de “sí se puede”, Luis Cobos, Diana Navarro, Cantores de Hispalis, marchas, sinfonías, canción ligera, copla, música clásica, con coros, sin ellos... sobre gustos no hay nada escrito, pero si algo ha quedado claro hoy en las Tendillas es que todos quieren escucharlo. “La música es como respirar, ni Córdoba ni ninguna ciudad se pueden quedar en silencio”, aseguró la cantante Diana Navarro. “Los artistas siempre apoyamos las causas solidarias, hoy nos toca a nosotros defender lo nuestro, por la música todo lo que sea”, aseguró Pascual González, de Cantores de Hispalis.

“Una situación delicada”

La situación por la que pasa la Orquesta de Córdoba se resume en una cifra, 227.000 euros de déficit, y la eterna lucha entre las administraciones de las que depende: Junta y Ayuntamiento. El alcalde de Córdoba ya ha manifestado que el Consistorio incrementará su aportación si la Junta también lo hace; en éstas, la Diputación también se ha unido y promete apoyos, aunque como aseguró ayer el delegado de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón, “llevamos años intentando que, al igual que ocurre en países anglosajones, entre capital privado. Hay que cambiar la ley de Mecenazgo”.

“Después de este concierto las administraciones es una vergüenza. Una orquesta cuesta 20 años construirla y no se puede prescindir de ella en un minuto. Cancelar una orquesta es como un asesinato. Intolerable. Los que tienen la responsabilidad no pueden permitir esto. No es un tema administrativo, es una cuestión social. Después de este concierto están obligados a llegar a un acuerdo”, indicó Luis Cobos, que acudió en calidad de responsable de la Sociedad de Intérpretes y Artistas Españoles que, junto con la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas, han corrido con los gastos del montaje del gran escenario de las Tendillas.

“Sea como fuere, lo que hoy ha quedado demostrado es que, independientemente de que las administraciones se pongan de acuerdo el apoyo de los ciudadanos ya lo tenemos y estamos seguros de que no van a permitir que desaparezca su orquesta”, concluyó el actual director de la orquesta, Lorenzo Ramos que agradeció la presencia de decenas de músicos de toda Andalucía al SOS de los músicos cordobeses. “Hoy estamos aquí 120 músicos de toda Andalucía, no somos los únicos que estamos pasándolo mal. La Junta tiene que resolver esto”.

Y así, entre tema y tema, cientos de firmas de apoyo en las mesas que el sindicato CSIF distribuyó por toda la plaza para que, pase lo que pase, la orquesta no se vaya con la música a otra parte algo que, visto el lleno en Tendillas, más que “sí se puede” es “sí se debe”.

Etiquetas
stats