Manu Sánchez adapta 'El Rey solo' a los nuevos tiempos de Felipe VI

Manu Sánchez.
El actor y humorista lleva al Gran Teatro una obra reescrita tras la abdicación de Juan Carlos I

La obra de teatro 'El Rey solo. Mi reino por un puchero', protagonizada por Manu Sánchez, llega al Gran Teatro de Córdoba este sábado tras la renovación de gran parte del texto que se llevó a cabo la semana pasada para adaptarla a la nueva realidad de la Familia Real. Y es que la abdicación del Rey Juan Carlos I ha tenido importantes consecuencias, y una de ellas ha sido la re-edición de la pieza que se estrenó el pasado viernes en el Teatro Villamarta de Jerez.

El estreno de la obra tuvo lugar en octubre de 2013 con un texto inicial que abordaba la emancipación de un rey pero los acontecimientos recientes han llevado a Manu Sánchez a adaptar el texto, con una nueva versión con la que por primera vez en una obra de teatro se recoge el final de la monarquía de Juan Carlos y el inicio de la de Felipe VI, a tan sólo unos días de que se haya producido el acontecimiento histórico.

Manu Sánchez analiza la actualidad con un ejercicio de adaptación sin perder la agudeza y el análisis en clave de humor que le ha caracterizado en sus programas aunque adaptado a la escenografía teatral. La producción corre a cargo de la empresa 16 escalones.

Quizás hoy más que nunca tiene sentido El Rey Solo: un monarca que se encuentra ante un nuevo desafío, el de hacer frente a la corona que acaba de recibir. Manu Sánchez, en la piel de este nuevo rey, abordará en una obra de teatro prácticamente reescrita las incertidumbres de la etapa de transición y de sucesión que ahora se abre. Emancipado en su nuevo palacio, con el peso de los nuevos deberes reales y el vértigo de la historia que queda por escribir, así analizará Manu Sánchez en su obra de teatro uno de los episodios históricos de la España del siglo XXI.

El Gran Teatro de Córdoba será testigo de la primera obra de teatro que recoge tan magno acontecimiento, con la visión siempre crítica de Manu Sánchez y la pátina del humor pero sin perder un ápice de actualidad y de rigor.

Etiquetas
stats