Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este domingo

La lucha de un discapacitado obliga a remodelar el Gran Teatro

Vista general del Gran Teatro | MADERO CUBERO

Alejandra Luque

0

El Gran Teatro está obligado a mejorar lo más pronto posible sus instalaciones para permitir el acceso a personas con movilidad reducida. Así lo estipuló un requerimiento de un juez el pasado mes de junio, documento que es de obligado cumplimiento para el Ayuntamiento de Córdoba. Por ello, la Gerencia Municipal de Urbanismo, la Delegación de Cultura y los arquitectos se reunirán en los próximos días para desarrollar la segunda fase de las obras. Tras esta reunión, se llevará a cabo la redacción del proyecto de licitación y, posteriormente, se hará público para que las empresas que lo deseen puedan concurrir al concurso.

Actualmente, y tal y como ha explicado a este periódico el delegado de Cultura, David Luque, “la primera fase está a punto de terminar con la instalación de los ascensores adaptado” y ha comentado que “quizás estén operativos en enero”.

Aunque no hay una fecha establecida para el inicio de la segunda fase de las obras en el Gran Teatro, Luque, ha declarado a este periódico que espera que se produzca “durante los meses de verano de 2017”. Éste es el “deseo” del departamento de Cultura, aunque Luque ha reconocido que “se desconoce la duración de las obras ya que no es un obrón sino una adaptación”.

¿Y a qué zonas del teatro afectará? Luque ha señalado que la sentencia es “clara”. Así, ha explicado que el documento que obliga al Gran Teatro a mejorar sus instalaciones señala que “hay que remodelar el acceso principal, los escalones y habría que eliminar algunas butacas”.

Este requerimiento judicial se ejecutará gracias a las acciones que un espectador con movilidad reducida llevó a cabo contra el Gran Teatro. El hecho se remonta a 2013, cuando esta persona puso este hecho en conocimiento de la Fiscalía hasta en dos ocasiones. En aquel momento, el Ayuntamiento anunció que iba a ponerse manos a la obra para subsanarlo y de hecho se realizó un informe por parte del anterior gerente del IMAE. Pero nada cambió y en 2015 la Fiscalía volvió a tener conocimiento de las mismas deficiencias que ya se habían destacado y reabrió las diligencias.

Finalmente, ha sido en junio de 2016 cuando un juez ha dado la razón a este particular y ha obligado al Ayuntamiento a comenzar las obras de remodelación que, previsiblemente, se desarrollarán durante el próximo verano.

Etiquetas
stats