La Junta declara BIC la escultura del Cristo de la Sangre de Baena

El Cristo de la Sangre, en su iglesia.
La imagen, de principios del siglo XVII, se atribuye a Pablo de Rojas, maestro de Juan Martínez Montañés y artífice de la transición del Manierismo al Barroco

El Consejo de Gobierno ha acordado este martes inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, la escultura del Cristo de la Sangre ubicada en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Baena.

La imagen, tallada a principios del siglo XVII y uno de los principales referentes de la Semana Santa de esta población, es representativa de la Escuela Granadina. De autoría desconocida, los últimos estudios realizados tras su restauración la sitúan en la órbita de Pablo de Rojas, maestro de Juan Martínez Montañés y artífice de la transición del Manierismo al Barroco.

La talla del Cristo de la Sangre, también conocido como Cristo de la Expiración, muestra el último instante de la vida del crucificado. De madera policromada y dispuesta sobre una cruz arbórea redondeada, destaca por la gran expresividad lograda en el rostro y en la tensión muscular del cuello, mientras que el resto del cuerpo presenta un claro ejemplo de la 'curva serpentinata' manierista.

La imagen pertenece actualmente a la Hermandad del Cristo de la Sangre y se integra en la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima, una de las más representativas de la Semana Santa de Baena.

Etiquetas
stats