El idioma no separa lo que une la guitarra: una 'masterclass' de tres maestros del jazz

Master Class de Guitarra-Jazz por Peter Bernstein, Mark Whitfield y Jesse Van Ruller

Los acordes de tres guitarras de jazz, una batería y un órgano suenan en el Gran Teatro mientras cinco grandes artistas llegados de diferentes partes del mundo directamente hasta Córdoba hacen su prueba de sonido. Peter Bernstein, Mark Whitfield y Jesse Van Ruller, guitarristas de Jazz; Phil Wilkinson, organista y el batería francés Mourad Benhammou se han divertido probando los amplificadores, el volumen y sus instrumentos.

Mientras, al camerino ha llegado el primero de los alumnos que recibirán una Masterclass de los tres guitarristas. Lo primero que llama la atención, su nombre, Manuel Childers García, y su acento. Manuel es de Nueva York -como Peter Bernstein-, tiene familia en Jaén y ha venido a Córdoba a pasar el verano. Manuel toca su guitarra, para comprobar que está bien afinada, por si pudiera hacerle falta en la Masterclass que sus ídolos van a darle a él y a sus compañeros en cuanto termine la prueba de sonido.

A él le ha seguido Francisco Fernández, que no ha podido evitar asomarse detrás de los telones a ver a uno de sus ídolos sobre el escenario. Aunque su nombre es más español y, de hecho, es de Pozoblanco, su acento también lo delata. Francisco acababa de aterrizar de Alemania, donde estudia y trabaja dando clases de guitarra. Según cuenta, este año ha tenido la suerte de llegar a tiempo para esta Masterclass. Y es que justo le ha coincidido con un festival de jazz que dirige en La Rambla.

Tras finalizar la prueba de sonido, justo unos minutos antes de dar paso al curso, Phil Wilkinson ha confesado que están “encantados como siempre” de estar en un festival “con gente con mucho talento”. Entre carreras por los pasillos del teatro, Peter Bernstein, se ha mostrado expectante a las dudas que fuesen a plantear sus alumnos. “Vamos a dejar que nos pregunten lo que quieran y resolverle las dudas, no sé que nos vamos a encontrar”, ha afirmado sonriente e ilusionado.

Y es que como ha asegurado Francisco, “hoy en día con internet uno sabe mucho de ellos” por ello este jueves lo importante ha sido estar con ellos “en vivo”. Además, el cordobés afincado en Alemania ha querido aprovechar la ocasión para “conocer a otros guitarristas interesados para hacer contactos”. Manuel, a sus 19 años, lleva siete tocando la guitarra desde que vio un guitarrista en un concierto y quiso ser como él. Este jueves ha traído preparadas las dudas que va a plantearle a los tres artitas.

En total han asistido seis alumnos, un número ideal para mantener aún más la cercanía con Bernstein, Whitfield y Van Ruller, con los que han formado una especie de óvalo sobre el escenario. Mark Whitfield los ha saludado con un What's happening everybody? mientras tomaba un café. Signos de una absoluta humildad y cercanía con sus admiradores.

El idioma no ha sido una barrera donde finalmente, aunque con Rafa López, como alumno y traductor, no ha hecho falta su intervención porque todos manejaban el inglés para seguir la Masterclass. Rafa López, que además impartirá el curso de Blues este viernes y el próximo sábado, ha querido aprovechar también la oportunidad de aprender aún más y de cerca de tres referentes del jazz.

Los alumnos han realizado sus preguntas para resolver sus dudas y entre los temas tratados en la clase han estado la armonía, los acordes, la improvisación y sus elementos, las escalas o los tonos. Además, hay quien también ha querido preguntar por sus carreras individuales. Aunque también ha habido tiempo para las anécdotas y las risas y un tono aún más distendido cuando ha aparecido John Scofield.

Los artistas han tocado también en alguna ocasión individualmente para ayudar a aclarar alguna duda y finalmente los seis alumnos han recibido su certificado firmado por los profesores. Una masterclass donde el idioma no ha sido una barrera y donde el hilo de unión ha sido sustituido por las cuerdas de una guitarra.

Etiquetas
stats