A Fito aún le siguen aguantando los huesos

.

De manera bastante inesperada, hasta para el propio artista, Fito & los Fitipaldis se está marcando una gira que ya ha dejado a un lado eso de 20 años, 20 ciudades. Ha roto los números. En su nuevo tour cuenta ya con más de 25 conciertos y a Córdoba le tocó la pasada noche recordar aquellas canciones que han permitido a Fito & los Fitipaldis cumplir 20 años en la música.

Entre nostálgicos de temas antológicos como Soldadito marinero y amantes del rock se escondieron aquellos chavales que llevan escuchando a Fito apenas unos años. Ahora acompañan a sus padres para beber de la savia buena del rock. Todos los que anoche se reunieron con Fito en la Plaza de Toros no compartieron únicamente un espacio. Compartieron, además, un imaginario colectivo y unos recuerdos en cuanto Fito empezó a tocar los acordes de Mientras me aguanten los huesos. Un único foco iluminaba al rockero y el público se levantaba. Unos segundos después, la luz se hacía sobre el escenario para descubrir a quienes más tarde harían disfrutar a las miles de personas que se citaron en la plaza.

Con Fito se juntaron el invierno con el sol y las nubes en verano. Dejó Platero y Tú para dar vida, en 1998, a la banda con la que hoy sigue manteniendo su sitio en el paraíso del rock. A lo largo de estas dos décadas, Fito ha dado vida a canciones que son todo un cántico a la historia de una época, como es el tema Por la boca muere el pez. El público ensordeció cuando la banda, poco más de 15 minutos después de empezar el concierto, puso sobre el escenario este mítico tema al que le seguiría, entre otros, Me equivocaría otra vez.

Fito no es amante de los recopilatorios, pero sí ha diseñado el suyo propio a su manera: Fitografía, que vio la luz el pasado 10 de septiembre. Una caja que incluye que tres CD’s con todos sus éxitos y colaboraciones; dos DVD’s con todos sus videoclips, imágenes en directo, momentos inéditos y un documental que recorre su carrera; un libro de 88 páginas con fotos inéditas y textos de músicos amigos y periodistas; y ocho posavasos con las portadas de sus discos. Pero esto no ha hecho nada más que empezar. A Fito aún le aguantan los huesos para otros 20 años más.

Etiquetas
stats