'El padre' o la memorable desintegración de la memoria de Anthony Hopkins

Fotograma de 'El padre'

El padre (Florian Zeller)

Cine Fuenseca. Martes 20. 22 h. Función única.

Coliseo de San Andrés. Miércoles 21 y jueves 22. 22 h. Función única.

El Padre le dio este año su segundo Oscar a Anthony Hopkins -el primero lo consiguió por El silencio de los corderos en 1991- después de haber dejado boquiabiertos y con lágrimas en los ojos a los espectadores de festivales, salas de cine y alguna plataforma. Con una dirección de actores espectacular, un montaje de lujo y dos de los mejores actores del mundo,  junto a Hopkins baila Olivia Colman, ambos en estado de gracia permanente, el filme es puro cine de la mano de un dramaturgo francés que se estrena en el séptimo arte.

Florian Zeller lleva quince años conquistando los escenarios de medio mundo y con la versión teatral de El Padre recibió el Molière en 2014. El dramaturgo decidió trasladar su obra al cine porque deseaba verla interpretada por Anthony Hopkins. Cuando el actor recibió el guión no pudo negarse a aceptar este caramelo de personaje en el que es el padre del título, alguien que se aferra como puede a la memoria, mientras Colman interpreta a la hija desesperada y sobrepasada por las circunstancias.

Lo novedoso con respecto a otras películas que retratan la desintegración de los laberintos de la memoria es que lo hace desde el punto de vista de quien sufre el infierno del olvido. El filme nos hace partícipes de la destrucción del mundo de alguien que ya no comprende aquello que pasa ante sus ojos y no reconoce a quienes un día amaron u odiaron.

A todo ello se añade la maestría del montaje de Yorgos Lamprinos, una verdadera lección magistral en la materia, que aporta la dosis perfecta cinematográfica a una dramaturgia teatral. Tremenda en todos los sentidos.

Sueños de una escritora en Nueva York (Philippe Falardeau)

Delicias. Miércoles 21. 22'15 h. Función única.

La cinta recoge el testimonio de Joanna Rakoff, una chica con ambiciones literarias cuyo primer trabajo en Nueva York, en la agencia que representaba a J. D. Salinger, el enigmático autor de El guardián entre el centeno, consistió en responder durante un año a las cartas que le enviaban sus admiradores y se relacionó con estos a través del teléfono.

La actriz Margaret Qualley, que dejó recuerdo en muchos espectadores del Érase una vez en... Hollywood de Tarantino da vida a Rakoff.Todo ello bajo la tutela de la sabia, elegante y muy vivida agente literaria de Salinger, a la que interpreta la gran Sigourney Weaver.

Salinger solo aparece de espaldas, en la lejanía, en penumbra. También se oye su voz y su personalidad flota e impregna la historia como un fantasma.

Minari. Historia de mi familia (Lee Isaac Chung)

Coliseo de San Andrés. Martes 20. 22'15 h. Función única.

Delicias. Miércoles 21. 22'15 h. Función única.

Basada en la propia historia y experiencia del director, Minari se inserta dentro de la tradición de películas sobre los choques estructurales que se generan en las comunidades migrantes. Él es ese niño pequeño, David, que llega a un terreno de Arkansas donde su padre sueña con convertirse en agricultor en los años ochenta.

Sus progenitores emigraron de Corea del Sur buscando el sueño americano y lo único que encontraron fue un trabajo en un criadero de pollos donde debían separar a las hembras de los machos, descartados estos últimos por no ser de utilidad. El patriarca de la familia, Jacob (Steven Yeun) se siente igual que esos pollos machos. No ha conseguido alcanzar una estabilidad económica para los suyos y la sombra del fracaso lo persigue hasta casi convertirse en una maldición.

La figura de la abuela, tan fundamental en estas historias sobre la identidad y el desarraigo, le valió el oscar como secundaria a Youn Yuh-jung, que interpreta al personaje que conecta directamente con las raíces que poco a poco parecen ir desapareciendo a medida que el núcleo familiar se integra en la nueva cultura y con el imaginario que tiene que ver con la sabiduría ancestral y la naturaleza para fortalecer el cuerpo y el espíritu.

El olvido que seremos (Fernando Trueba)

Cine Delicias. Jueves 22. 22 h. Función única.

Fernando Trueba firma esta película colombiana. El olvido que seremos es una novela de Héctor Abad Faciolince que cuenta la historia de su padre, un destacado médico y activista por los derechos humanos en el Medellín polarizado y violento de los años 70.

A Abad Faciolince, el actor Javier Cámara le recordaba mucho a su padre y como el intérprete había rodado la serie Narcos en Colombia se convirtió de forma natural en el protagonista de este filme, seleccionado como candidato a los Oscar por Colombia.

Cámara da vida magistralmente al doctor, padre de familia preocupado tanto por sus hijos como por los niños de clases menos favorecidas. Con un reparto que completan Juan Pablo Urrego, Nicolás Reyes Cano y Patricia Tamayo, la cinta, ha sido galardonada con el Premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana.

David Trueba firma el guión de la adaptación de este relato íntimo que prácticamente desde su publicación, el libro se convirtió en un bestseller que ha vendido más de 300.000 copias en todo el mundo y que ha sido traducido a más de doce lenguas y vendido a más de 20 países.

La película fue seleccionada por el Festival de Cine de Cannes 2020 en su sección Oficial y como película de clausura, fuera de concurso en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2021 - 06:05 h
stats