Diez años sintiendo a Manuel Carrasco

Manuel Carrasco en el Gran Teatro de Córdoba | MADERO CUBERO
El artista onubense ofrece su primer concierto en las tablas del Gran Teatro ante un público que lo seguirá esperando en mayo

A las ocho de la tarde el Bulevar de Gran Capitán presentaba una larga cola a pesar del frío y la lluvia. Las inclemencias del tiempo eran de lo de menos. Nada podía con la ilusión de recibir a Manuel Carrasco en el Gran Teatro. La expectación era máxima. Todas las localidades se agotaron el mismo día que se pusieron a la venta. Las muestras de cariño eran constantes. Un grupo de fans le entregó, una por una, un corazón de cartulina con el lema “10 años sintiéndote”, un guiño al título de su último disco: Confieso que he sentido.

El artista onubense salió al escenario entre chillidos y piropos para dirigirse al público después del primer tema, confesando lo especial que para él era pisar por primera vez las tablas del Gran Teatro después de diez años. Durante todo el concierto mantuvo expectante a su público, llegando a explicar  el significado de alguno de sus temas como Mujer de mil batallas, dirigido a las mujeres que luchan contra el cáncer. Confesó que esto le había marcado en su trayectoria profesional.

La segunda parte del concierto se centró más en temas acústicos, encontrando en el recinto un lugar idóneo. Alternando temas de su anterior disco, el artista interactuó con un público que no dudó en desplazarse a pie del escenario para acompañarle y ser el protagonista de canciones como Niña de la voz quebrada, Ahora y Bar de los pesares.

Cuando parecía que todo había llegado a su fin, el onubense salió otro vez al escenario solo y con su guitarra, marcándose unos fandangos y dedicándole uno de ellos al maestro Paco de Lucía. Manuel Carrasco puso así el broche de oro a un concierto soñado por muchos.

Etiquetas
stats