El deseo tiene un nombre, 'Gilda'

.

https://www. youtube. com/watch?v=cMw1cjc44Vk

Gilda

Fuenseca

Martes 22. 21,30

Ya es un una tradición del cine de verano programar alguna noche de cine clásico de la edad dorada de Hollywood. Y este verano, pese a todo, no iba a ser menos. En la sesión de hoy del Fuenseca, uno de los grandes mitos de la gran pantalla: Gilda (1946).

Charles Vidor fue el encargado de dirigir a la explosiva pareja formada por Rita Hayworth y Glenn Ford en este impresionante melodrama que conserva en su interior algunas de las escenas más conocidas del cine mundial, bofetada incluida. Toda una obra maestra.

Gilda fue la película emblemática de Rita Hayworth, la que la convirtió, en una de las mujeres más deseadas de la década de los cuarenta y en uno de los mayores mitos eróticos de la historia del cine contra cuyo personaje tuvo que luchar el resto de su carrera sin lograr ningún éxito.

De tal manera marcó el personaje a la actriz, convirtiendo a la mujer sensible y frágil en una diosa del sexo. El guante y la bofetada, el Put the Blame on me y la cabellera pelirroja en blanco y negro... Todo ello hizo que Gilda superara sus méritos cinematográficos, un relato de cine negro y femme fatale a años luz de otros films de la época.

La belleza y erotismo de la Hayworth llevaron a millones de espectadores a las salas. Y, en nuestro país, alimentó la fantasía de los reprimidos españoles de posguerra, corriendo el bulo que el striptease solo era de brazo por culpa de la censura.

La frase fuera del filme la pronunció la propia Hayworth: “Los hombres se van a la cama con Gilda y se despiertan conmigo”.

Etiquetas
stats