Córdoba enmudece ante la alquimia de 'Ciudad de las Ideas'

Vicente Amigo en el acto conmemorativo del 20º aniversario del disco 'Ciudad de las Ideas' | TONI BLANCO

“Para poner tu pie en este escalón / debes por derecho propio ser / ciudadano en la ciudad de las ideas”.

Contaba Vicente Amigo, en una de las pocas entrevistas que suele conceder, que descubrió al poeta griego Kavafis a través de un amigo, que le regaló su poesía completa publicada en Hiperión. Aquel regalo le curó una depresión y dio pie a uno de las obras cumbres de su discografía: Ciudad de las ideas.

“Me perdoné todos mis pecados y, si no me doy cuenta, me pongo malo de lo bien que me sentó”, señalaba el guitarrista sobre la poesía del autor griego y, muy concretamente, se recreaba en cómo Kavafis hablaba del paso del tiempo.

Pues bien, veinte años han pasado desde que Vicente Amigo, movido por aquellos versos, escribió, grabó y publicó desde Córdoba una obra que traspasó fronteras, que le llevó a inscribir su nombre en los Grammy y en los Ondas, y, sobre todo, que puso banda sonora a una idea de ciudad que hoy parece imposible desligar de Córdoba.

Así que este lunes, Córdoba ha vestido su silencio con la alquimia del guitarrista. Ha sido durante todo el día y en distintos sitios, en los más insospechados y en los más turísticos; en los taxis, en las radios, en la Puerta del Puente y en Las Tendillas, esa plaza que da la hora a ritmo de soleá, y que este lunes se ha dejado embelesar por el sonido de Ciudad de las ideas.

Aquel disco único que Vicente compuso desde las tripas y que le llevó a lo más alto no fue un accidente. Allí ya estaba todo lo que era Vicente Amigo. Y la prueba está en los créditos: Diego El Cigala; el argentino Pedro Aznar; el argelino Cheb Khaled; el percusionista Tino di Geraldo; la cantaora Montse Cortés; un jovencísimo Lin Cortés; el ingeniero Nigel Walker; o el productor Queco son algunos de los nombres que participaron en aquella obra maestra del flamenco.

“Me da muchísimo miedo salir a tocar porque hay tanta gente que sabe tocar tan bien y tanta gente que sabe escuchar tan bien”, dijo en otra ocasión el maestro. Pues bien, los cordobeses este lunes le han prestado sus oídos a la idea de Córdoba que tuvo Vicente Amigo hace veinte años.

Y, aunque el guitarrista siempre se desviva en agradecimiento hacia la ciudad, la deuda siempre será de Córdoba hacia quien le compuso un himno infinito y universal.

“Pero del hombre de arte cuánto ganó la vida / Mañana, pasado, después de años serán escritos / los versos con el poderío cuyo origen aquí se hallaba”. Konstantinos Petrou Kavafis.

Etiquetas
stats