Cita con la emoción perfecta de Silvio

Silvio Rodríguez.
El trovador revolucionario trae esta noche hasta el Coso de los Califas las canciones de Amoríos, su último trabajo compuesto por canciones inéditas

Amoríos Hace ahora casi 11 años, el viernes 15 de julio de 2005, Silvio Rodríguez pisó por primera vez un escenario cordobés en los jardines del Alcázar. Allí se reencontró con un viejo amigo cubano, Leo Brouwer, con quien en La Habana de finales de los 60 había creado un equipo de músicos que se hizo cargo de las bandas sonoras del cine cubano de entonces. De allí nació un grupo de experimentación sonora en el que también estaba Pablo Milanés. El ex director de la Orquesta de Córdoba condujo a este grupo, que supo ir al meollo de las raíces cubanas para llevar su música popular hacia nuevos rumbos y dejar una huella ética y literaria en las canciones del régimen.

El cantor-alma de la Nueva Trova ofreció entonces un concierto tan caluroso como aquella lejana noche que se estampó, como un sello, en la memoria de cada espectador. Muchos de los que entonces lo esperaron con embeleso, repetirán esta noche en la Plaza de Toros. Si nos guiamos por el paisanaje de aquella primera vez, de nuevo abuelos, hijos y nietos se dejarán la garganta con esas raras flores que Silvio nos ha ido dejando en el camino. Conservar intacto el don de la música y la poesía es lo que tiene.

El mayor símbolo de la canción cubana revolucionaria, aunque gran parte de su obra repose en el territorio sentimental, trae a Córdoba su último disco, Amoríos, integrado por canciones compuestas entre 1967 y 1980 que no había llegado a grabar. Lo acompañarán esta noche en el coso cordobés el Trío Tovarroco (Rachid López, César Bacaró y Mikel Elizarde) y el cuarteto de jazz que lo arropó en la grabación del Amoríos: la flautista y clarinetista Niurka González, el contrabajo Jorge Reyes, el pianista Jorge Aragón, el batería Oliver Valdés y el vibráfono Emilio Vega. Que nadie tema porque parece que no faltarán Unicornio, Sueño con serpientes, Alabanzas, Adónde van, Playa Girón o Te doy una canción. Silvio es Cuba y también Suramérica. Para muchos es el pasado y un presente que desempolvar. Pero, sobre todo, Silvio es un trovador y no un cantautor.

Etiquetas
stats