Chema Blanco fija su objetivo como director de la Bienal de Flamenco: "Que los artistas se sientan libres"

Chema Blanco, nuevo director de la Bienal de Flamenco de Sevilla.

El nuevo director de la Bienal de Flamenco de Sevilla, el gestor cultural cordobés Chema Blanco, reconoce el vértigo de la responsabilidad que tiene por delante al frente del festival flamenco más importante del mundo. En declaraciones a Cordópolis, Blanco afirma que la penitencia viene en el cargo, un puesto que, en el pasado, ha desatado no pocos debates en el intenso universo del arte jondo y en la que pasa por ser su capital mundial.

“El flamenco es una cosa muy binaria, es o lo uno o lo otro”, dice al respecto Blanco, que asume con naturalidad que su cargo esté sometido a la crítica y considera que es bueno que así sea. El productor recuerda que, cuando uno es responsable de una programación artística, no todo el mundo va a estar dude acuerdo.

En cualquier caso, el director avanza que una de sus primeras decisiones va a ser la creación de un consejo asesor que “sea más proactivo que en el pasado”. El objetivo pasa por que, según detalla, “los caminos se vayan recorriendo y los procesos cobren importancia”.

Su deseo es que la mayor transparencia se traduzca en respecto. “Espero que esto se aprecie en el sector. Evidentemente, no todo el mundo puede estar contento. Yo eso lo tengo claro. Llevo programando en Nimes tres años y, mientras haya respeto, toda opinión es bienvenida”, señala.

El flamenco es una cosa muy binaria

La otra línea roja es la libertad. A su juicio, su papel y el de las instituciones públicas ha de ser el de “conseguir que los artistas se sientan libres y se sientan seguros. Luego, que el público opine”.

En cualquier caso, advierte de que, por más vueltas que uno le dé al propio concepto de la Bienal y a su programación, el ecosistema del que se nutre está bien delimitado. “El flamenco es lo que es. Los artistas son los que son. No hay más. No estamos programando el FIB, que puedes buscar bandas en Suecia o en Irlanda. Aquí tenemos lo que tenemos”, afirma Blanco, que asegura, eso sí, que el flamenco goza de buena salud.

Una salud, además, que no cree que sea una moda o una tendencia pasajera. "Yo me he recorrido el mundo con el flamenco y siempre he visto los teatros llenos. Yo no sé cuándo ha estado el flamenco en crisis de público”, reflexiona al respecto.

Sí que percibe Blanco que ha habido un cambio al otro lado del escenario, entre el público, y que ha sido a nivel cualitativo. “Aunque el flamenco siempre ha estado muy presente, con las redes sociales y las nuevas tecnologías, lo que hay es mucha demanda de conocimiento del flamenco”, advierte el gestor cultural, que celebra que “cada vez el público está mejor informado y sabe lo que está viendo y lo que está oyendo”. 

Yo me he recorrido el mundo con el flamenco y siempre he visto los teatros llenos. Yo no sé cuándo ha estado el flamenco en crisis de público

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 06:00 h
stats