Cesados dos referentes de la guitarra flamenca tras 14 años como docentes del Conservatorio

Los guitarristas Manolo Franco y Niño de Pura.

Si uno se pone a sumar sus galardones salen, como mínimo, los siguientes: un primer premio del Concurso de Jóvenes Intérpretes de Guitarra Flamenca, dos premios Giraldillo del toque de la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, dos premios nacionales de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera, un Premio Nacional Bordón Minero del Concurso de la Unión, un Radio Sevilla como mejor guitarra de concierto y dos premios al mejor acompañamiento, también en la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla.

No encontrará el lector un título universitario de flamenco entre el listado de distinciones que han obtenido en su dilatada carrera los guitarristas Daniel Navarro, Niño de Pura (Sevilla, 1966) y Manolo Franco (Sevilla, 1960), porque nunca hubo estudios de flamenco en los tiempos en los que estas dos figuras del toque se ganaban la vida en los escenarios y las peñas. Es más, no fue hasta 2004 cuando un centro andaluz, el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco de Córdoba, ofreció entre sus estudios el Título Superior de Flamenco en sus dos modalidades: flamencología y guitarra flamenca.

Y los profesores encargados de ofrecer esta formación han sido, en los últimos quince años, Niño de Pura y Manolo Franco. Pero ya no lo podrán hacer más. La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía les ha cesado como docentes, alegando que carecían de titulación universitaria para impartir titulación superior de guitarra flamenca.

“Hemos sido los que hemos validado todos los títulos que hay hoy. Todos. Porque la normativa que estaba vigente y sigue vigente lo permite, y porque fuimos contratados en su día para validar esos títulos. Y ahora, como no tenemos título nosotros, vamos a la calle. Es una incongruencia”, explica por teléfono a CORDÓPOLIS Daniel Navarro, Niño de Pura. Su “compadre”, Manolo Franco, lamenta que el Gobierno Andaluz “no ha tenido en cuenta el tiempo de servicio” ni que hayan sido ellos “quienes han echado a andar la especialidad”, y que parezca olvidar que se les contrató “por nuestro mérito y reconocido prestigio”.

“Ahora prima la titulitis. Y la figura del especialista, que era como estábamos contratados nosotros, no la contemplan”, añade con pesar Franco, que lamenta que ni siquiera puedan optar al concurso público, ya que “han decidido que no entramos en el sistema porque no tenemos titulación”. Así que asume que irá al paro un guitarrista que ganó el Giraldillo del Toque ante unos examinadores tan exigentes como Paco de Lucía, Serranito, Manolo Sanlúcar y Juan Habichuela, y arrebatándoselo a artistas tan consagrados como Tomatito o José Antonio Rodríguez.

Porque, por encima de los títulos universitarios, en el flamenco siempre han primado otros galones. “Yo te puedo garantizar que mucha gente ha ido a estos cursos por nuestros nombres. De hecho, yo he visto alumnos que cuando nos han visto se han quedado como diciendo: 'Coño, son de carne y hueso'. Hay alumnos que nos tienen tanta admiración y respeto que han disfrutado mucho”, recuerda Niño de Pura, que remarca que “se puede ser un buen flamenco y no tener título”.

Ambos artistas se muestran cautos. Su cese está en manos de sus abogados, también porque han ido encadenando contratos durante quince años. “No nos han comunicado que estamos cesados ni nos ha llegado la carta de despido. La Seguridad Social me envió un SMS el 31 de agosto con un mensaje de baja”, asegura Franco, que indica que, a pesar de ello, ambos han ido a examinar a sus alumnos de septiembre “sin ningún tipo de contrato”.

Sobre su situación laboral, el director del Conservatorio Superior Rafael Orozco, Juan de Dios García Aguilera, ha afirmado que ambos “han estado quince años renovando contratos año tras año”, por lo que entiende que habrán “generado unos derechos”. Sobre su cese, García Aguilera no entra a valorarlo, pues la decisión ha sido de la Junta de Andalucía, si bien hace hincapié en que los dos puestos de acompañamiento al cante y al toque “eran novedosos y excepcionales”. “Se buscó esto y es por lo que se contrató a Niño de Pura y a Manolo Franco”, afirma el director.

Desde el Gobierno Andaluz han señalado a este periódico que estos ceses se enmarcan en “la reorganización que se está llevando a cabo en los conservatorios” para adaptar la situación de los mismos a la normativa vigente. “Se abrió una bolsa en septiembre de 2018 a la que se accedió cumpliendo unos requisitos, entre ellos tener titulación. Mientras haya gente en las bolsas que cumpla los requisitos no se tira de la contratación de especialistas sin titulo. Hace 14 años no debía haber bolsas de guitarra flamenca y por eso se les contrató como especialistas, hoy día si hay bolsa y titulados”, sostienen fuentes de la Delegación Territorial de Educación.

Etiquetas
stats