El Bellas Artes ya guarda a 'La gitana' de Rafael Botí

.
El hijo del pintor cordobés realiza una donación al centro donde se muestra, además, la visión más abstracta del artista

La colección pictórica de Rafael Botí Gaitán crece en el Museo de Bellas Artes. Aún en vida, el artista cordobés hizo dos donaciones en los años ochenta y noventa, pero es su hijo, Rafael Botí Torres, quien sigue ahora sus pasos. Así, en un primer momento, Botí Torres cedió de su colección particular un dibujo de José Caballero, titulado Hilandera, y relacionado con otra pintura suya existente en el Parador de Turismo de Córdoba.

De esta manera, el Museo de Bellas Artes añade a su colección tres lienzos de Rafael Botí. El primero es un retrato de Amalia La gitana, una modelo de Julio Romero de Torres que aparece en varios de sus cuadros. Los dos restantes hacen alusión a una vista urbana del exterior de la ciudad, “algo que el Museo no poseía”, y otro lienzo que refleja “la parte última de la trayectoria del artista, que es cuando se vuelve más abstracto”, ha explicado el director del Museo, José María Palencia.

Además de estos tres lienzos, Botí Torres también ha donado el dibujo de Antonio Merlo Vázquez El molino feliz, un pintor ilustrador cordobés muy poco conocido en España debido a su exilio francés en momentos posteriores a la Guerra Civil. Otro dibujo que se añade es La dama de la guitarra, de los inicios de la trayectoria de Agustín Ibarrola, pintor vasco asociado  al cordobés Equipo-57, al que hay que sumar dos litografías de Daniel Vázquez Díaz tituladas La Rábida y Palos de Moguer.

Rafael Botí Torres ha explicado que “es un orgullo y un honor que las obras de mi padre estén en este Museo” ya que “es un lugar que mi padre quiso mucho, al igual que a Córdoba”. Además, ha asegurado que estas donaciones no cierran la puerta a las que puedan producirse en el futuro. A este respecto, el director del centro ha apuntado que “fue en este Museo donde Rafael Botí echó sus raíces pictóricas de la mano de Julio Romero de Torres”.

Tal y como ha explicado el delegado de cultura, Francisco Alcalde, “con esta donación se han conseguido dos objetivos: incrementar la importante colección de obra sobre papel que este museo conserva y, por otro, completar en lo posible el elenco de obras con las que Rafael Botí se encuentra representado en este museo”. En palabras del delegado, “la colección deja al artista suficientemente representado en las diferentes épocas, formas y peculiaridades en el tratamiento del paisaje urbano cordobés”.

Etiquetas
stats