Amodeo: "Al final todos somos malas personas aunque sea por treinta segundos al día"

Juan Amodeo

PREGUNTA: ¿Cómo comienza Amodeo en el mundo del humor?

RESPUESTA: Después de estar unos años en una escuela de teatro amateur en mi pueblo, me doy cuenta que más que el teatro me gustaba mucho hacer reír. A partir de ahí me apunté un curso para hacer monólogos y empecé a buscar en milanuncios bares donde poder actuar porque me pagaran con una cerveza directamente, que no me daban ni dinero.

P. ¿Cómo te surgió la primera actuación sin ser en un bar a cambio de una consumición?

R. Fue en un teatro en Sevilla, en el Teatro Quintero hace cinco años, cuando comencé redes sociales para tener un buen escaparate y funcionó. Fue una experiencia muy diferente porque en los bares la gente no me escuchaba y al teatro la gente venían a verme a mí.

P. ¿Y para tus vídeos en Instagram de dónde te vienen las ideas?

R. Pues del día a día, de las vivencias propias tanto de lo que me cuentan mis amigos, la cosas que me pasa con mi familia, con mi pareja. Y también de lo que me cuentan las generaciones de ahora como mis primos que me sirven de ayuda para saber cómo están las cosas con las personas más jóvenes.

P. ¿De qué edad es tu público? ¿Has notado una evolución?

R. Sí, ahora mismo se concentra la mayoría entre los 25 y 35 años y ese cambio viene a medida que yo he ido cumpliendo años, ellos han crecido conmigo. Cuando empecé tenía 21 años y mi mayoría de público tenía entre 16 a 20 años y ahora casi tienen mi edad.

P. Vienes a Córdoba a presentar tu nueva obra 'El juicio final' ¿cómo surgió?

R. Surgió por la necesidad de contar cosas que a lo mejor con ‘La Máquina del Tiempo’, el anterior espectáculo, no pude contar ya que son historias personales pero que a todo el mundo le ha podido pasar. Está basada en ese ‘mal de muchos, consuelo de tontos’ y decir si me ha pasado a mi, seguro que le ha pasado a aquel y si le ha pasado, ya no es tan malo. Por ejemplo, cuando vas a aparcar el coche y te quita el aparcamiento el de delante y te dan ganas de matarlo. Las cosas del día a día llevadas al extremo.

P. Habla también de que todos somos malas personas aunque no nos demos cuenta.

R. Claro, es ese mal de muchos, que al final todos somos malas personas aunque sea por treinta segundos al día. Como cuando ves a un niño comiéndose un helado y estás a dieta y piensas ‘ojalá se le caiga’ y se le cae, entonces lo disfrutas. Eso es lo mala persona que somos a veces.

 P. Y tú ¿qué es lo que más te piensas o haces para decir ‘qué mala persona soy’?

R. Yo es que tengo muchos pensamientos de mala persona, pero tengo la parte de buena persona que no digo nada ni los llevo a cabo. Tengo ese mal pensamiento cuando algo me da coraje o cuando alguien me hace algo que lo mataría pienso mil formas de que le pasen cosas, pero me lo quedo para mí y después hago un espectáculo. (Risas)

P. En ‘El Juicio Final’ se menciona un juicio en el que se decidirá si vamos al infierno o al cielo ¿Dónde crees que irías tú?

R. Durante el espectáculo, yo estoy intentando ir al cielo pero al final, creo que han sido tantos malos pensamientos y tantas malas acciones, aunque sea sin querer, que creo que voy a ir al infierno aunque no quiera porque con la calor que hace mejor Sevilla o Córdoba en agosto. (Risas)

P. ¿Cómo fue la acogida del público la primera vez que pudieron disfrutar del espectáculo?

R. Pues fue en un pueblo de Badajoz, a la gente le gustó mucho pero yo no lo disfruté tanto, porque la primera vez siempre tienes nervios o no sabes qué broma va a funcionar y cuál no. La verdad, a que fue muy buena la cogida, para mi, ‘Tu Juicio Final’ está en su mejor momento.

P. ¿Tienes alguna anécdota con este nuevo show?

R. Pues lo único que me pasó una vez fue que me robaron un pañuelo del atrezzo, publiqué una historia en Instagram y me lo mandaron por Seur. Eso ha sido lo más gracioso, yo flipé, miré las cámaras de seguridad y me lo habían robado.

P. ¿En qué se diferencia el Amodeo de redes, al que podemos encontrar en el teatro?

R. Creo que es diferente al 90%, tengo la esencia de que soy yo pero en el teatro te encuentras un texto muy trabajado, cosas muy diferentes a lo que ves en los vídeos… No vas a ver un video mío que vayas a verlo representado en el espectáculo. Siempre intento que todo sea novedoso ya que por redes sociales todos lo tienen al alcance de la mano y de manera gratuita, pues si pagan un dinero me gustaría que lo disfrutaran tanto como yo al hacerlo.

P. Desde el humor también se transmiten valores ¿Cuáles son los que quieres transmitir con el tuyo?

R. Lo que quiero transmitir es que con el humor y las risas de todo se sale y todo se puede y que la risa sea la mejor medicina.

P. ¿Te ves dando un paso más allá de los escenarios y actuando tal vez en películas o series?

R. Sí, de hecho, ahora he actuado en ‘El mundo es tuyo 2’ y poco a poco pues iremos avanzando hacia ese camino o hacia donde me lleve. Lo que me gustaría es seguir avanzando en hacer reír a más y más personas.

P. ¿Te quedas con la grabación del cine o el directo del teatro?

R. El cine está muy chulo, pero como el teatro no hay nada.

P. Qué es para ti más importante, entonces, los likes de instagram o los aplausos de un teatro?

R. Siempre los aplausos, los likes también molan porque es la manera de la gente de apoyarte a través de las redes, pero como los aplausos no hay nada.

P. Bueno, por último ¿una invitación al público cordobés para ir a ver ‘El Juicio Final’?

R. Les recomendaría que fuesen con muchas ganas de reírse, de olvidarse de todo porque van a ser casi dos horas de risas y sobre todo de paréntesis en las vidas y de pasarlo bien. 

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2021 - 06:00 h
stats