Vox asegura que tiene el “compromiso” de la Junta para poner en marcha el pin parental en Andalucía

El portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, Alejandro Hernández | ÁLEX GALLEGOS

El portavoz del grupo parlamentario Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, ha asegurado este lunes que su partido político tiene el “compromiso” del Gobierno andaluz para “sacar adelante” el pin parental, una medida que, como ha recordado, está recogida en los acuerdos que ha suscrito con el PP-A y Ciudadanos (Cs), de investidura y presupuestario. Ha precisado que dicho compromiso contempla llevar a cabo “las modificaciones normativas que se consideren necesarias”.

En rueda de prensa, Hernández ha explicado que quieren que el pin parental se ponga en marcha “lo antes posible” pero que entienden que los plazos deben abordarse con “sentido común” en función de las circunstancias, si bien insiste en que forma parte de los acuerdos y que no cumplirlo “tendrá repercusiones” que no ha precisado: “Ya se verán”.

Así las cosas, ha insistido en que la aplicación de esta medida lo que persigue es “garantizar el derecho de los padres” a elegir sobre la educación de sus hijos, concretamente en cuanto a las actividades complementarias “que no son impartidas por docentes, sino por todo tipo de asociaciones” y que deberían ser conocidas por los padres, lo que “se incumple en muchísimos casos”.

“Se solicita algo de sentido común y con absoluto respaldo en las normas nacionales e internacionales”, ha abundado el parlamentario de Vox, que ha avanzado que a lo largo del este lunes se reunirán con representantes de la Consejería de Educación para ver este asunto.

Hernández ha incidido en que si bien “por parte de la Consejería de Educación ha habido durante un tiempo una serie de mensajes más o menos equívocos, ahora mismo sabemos y tenemos constancia de que se va a trabajar de manera efectiva y decidida para que el pin parental, en los términos recogidos en el acuerdo, sea una realidad, llevando a cabo las modificaciones normativas que se consideren necesarias”.

Ha defendido, respecto a la normativa que pueda dar amparo al pin parental, que “todo es susceptible de ser modificado” si es necesario, “siempre con respeto a la legalidad vigente”.

“Los valores superiores recogidos en la Constitución no pueden ser contravenidos en ninguna actividad complementaria”, ha agregado antes de advertir de que en algunos de los talleres a los que se refiere, “según denuncias de los padres, afirman cosas como que todas las personas tienen que tener derecho a disfrutar de la sexualidad, también un niño de ocho añitos; o que las relaciones intergeneracionales cada día están más perseguidas social y penalmente, despertándonos un día sí y otro también con más que dudosos éxitos policiales, cuando una persona tiene una relación con cualquier persona no tiene por qué hacer daño a nadie”.

Estos contenidos, según ha indicado Hernández, “han sido denunciados por los padres” y, entre otros, también ha señalado otros contenidos como que “la heterosexualidad es una condición que puede ser más o menos permanente, que mientras el sexo es biológico el género está definido socialmente, que nuestra compresión de lo que significa ser una mujer o un hombre evoluciona durante el curso de la vida, que cada cultura puede definir el género, que todas las prácticas heterosexuales pueden ser practicadas por homosexuales y viceversa o que las prácticas entre homosexuales son más gratificantes a medida que aumenta la aceptación de la propia homosexualidad”.

“El PP-A y Cs, cuando tratan estos temas, son extremadamente cuidadosos para que nadie les califique de ultras o radicales, pero lo que decimos es que se cumpla la Constitución y los padres tengan derecho a elegir si sus hijos van a estas actividades, aplicando el sentido común”, ha agregado el representante de Vox en Andalucía.

“Por el derecho de los padres”

Con todo, ha reiterado que el pin parental persigue, “ni más ni menos, que el derecho que tienen las familias a educar en libertad”, afirmación que ha apoyado en el artículo 16 de la Constitución, así como en el 27.3, además de que “hay normativa que abunda en esta idea, el derecho preferente de los padres a escoger el tipo de educación de sus hijos, como el artículo 14.3 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea”.

Hernández ha asegurado que en Vox “no negamos la diversidad sexual y nunca diremos ni abogaremos por ninguna discriminación hacia las personas por razón sexual, sino que condenamos siempre cualquier agresión o acoso” en este sentido, especialmente en los centros educativos “por la especial vulnerabilidad de los niños y de los jóvenes”.

No obstante, si bien entienden razonable que tenga lugar “cualquier actividad que tenga por objeto hablar del respeto diversidad sexual, más allá del derecho de los padres a decidir en qué tipo de actividades quieren que colaboren sus hijos”, quieren que el pin parental se aplique al “catálogo de actividades complementarias que son impartidas no por personal docente, sino por asociaciones de todo tipo”.

“Es una cuestión de sentido común, habrá familias que no tendrán inconveniente en que unos niños sean educados de esa manera, pero hay que respetar el derecho de los padres que no quieran que sus hijos reciban este tipo de charlas”, ha agregado antes de apuntar que la medida que plantean “no es un atentado contra la diversidad”.

Crítica a los medios

De otro lado, Hernández ha criticado durante la rueda de prensa el tratamiento que de este asunto están haciendo los medios, sobre todo los públicos, por hablar del pin parental y “no recoger la postura de Vox”, en alusión a TVE y Canal Sur.

De hecho, sobre la cadena autonómica ha avisado que “hasta aquí hemos llegado” porque no están dispuestos a “consentir este tratamiento y descalificaciones que no dejan de suponer una ofensa a los votantes de Vox”, por referirse a este partido como ultraderecha, lo que “nos saca del ámbito constitucional y se utiliza un calificativo con connotaciones sumamente negativas y nos resta legitimidad democrática”.

En concreto, ha alertado de que si la Junta quiere afrontar modificaciones sobre RTVA, “la primera tiene que ser evitar este tipo de actuaciones sectarias y tendenciosas por parte de los redactores de los informativos de la cadena pública”.

Etiquetas
stats