Los vecinos piden a Sadeco que controle las plagas animales

Miembros de Al Zahara, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
Al-Zahara exige al Ayuntamiento que regule también la presencia en los barrios de palomas que, dicen, solo generan suciedad

La Federación de asociaciones vecinales Al-Zahara ha exigido al Ayuntamiento y, especialmente, a la empresa Sadeco, que actúe de forma “contundente” contra las plagas animales en cuanto sean denunciadas por el vecindario y que aplique planes preventivos que eviten que aparezcan, según informan a través de una nota de prensa.

En este sentido, Al-Zahara asegura que la Federación recibe constantes quejas vecinales sobre “la incidencia negativa que ratas, cucarachas, mosquitos y, sobre todo, palomas tienen en la vida cotidiana de los barrios de la ciudad”. Por esa razón, Al-Zahara “de forma constante propone en el Consejo de administración de Sadeco actuaciones contundentes contra la presencia de estas plagas en la ciudad”.

En el caso de la proliferación de ratas, la Federación sostiene que el Ayuntamiento debe hacerse cargo de los costes de los tratamientos cuando afectan a pisos particulares si el origen de los roedores es la vía pública y exige que intensifiquen los tratamientos preventivos, pero que actúe con celeridad ante las denuncias vecinales en cuanto asomen a la vía pública ratas en cantidad preocupante.

Sobre cucarachas y mosquitos, “también se necesita la actuación de la empresa Emacsa en cuanto a limpieza de alcantarillado y de corrientes de agua, debiendo incluir en estos tratamientos a las zonas habitadas de la ciudad independientemente de su categoría urbana. La defensa de la salud y del bienestar colectivo no puede limitarse por ser la vivienda calificada como irregular”, señalan.

Por último, “es urgente que el Ayuntamiento actúe contra la presencia masiva de palomas en barrios de la ciudad porque destruyen toldos, plantas, acerados... y afectan a tendidos de ropa, terrazas, etcétera”, asegura Al-Zahara. “Somos conscientes de que las palomas suelen ser atraídas por la comida que les facilitan algunos vecinos de forma poco reflexiva, pero la labor municipal debe ser limitar la presencia de estas aves en parques y zonas no habitadas. Para nuestros barrios las palomas no representan la pureza sino suciedad, molestias diversas y enfermedades”, concluyen.

Etiquetas
stats